18
07.2012

El 12 de julio de 2002, Candelaria Eddy Formento, fue encontrada asesinada en su propia casa en horas de la ma√Īana.
Los padres se encontraban de viaje en Estados Unidos, y la noche anterior al hallazgo, Candelaria ceno con su novio, Agustin y una pareja amiga, Francisco Vidal Lazcano y Cecilia Gallo. La pareja, se retiro pasadas las 01:15 y su novio, un rato mas tarde, aproximadamente a las 02:30 hs.

Recibio tres disparos de un arma calibre 22, uno de ellos le impacto en el dedo indice y dos en la cabeza (uno detras de la oreja izquierda).
No se quedo sola en la casa, ya que en otra habitacion, se encontraba su hermando, Federico de 13 a√Īos, junto a un amigo, que habia llegado a la casa a las 00:30 hs, mirando television y despues se durmieron.

En la causa, Federico y su amigo, declararon que no escucharon ningun ruido extra√Īo.
A la ma√Īana siguiente, el amigo de Federico, se retiro de la casa cerca de las 09:00 hs, por la entrada del garage, y su hermano, la encontro en el living de la casa, en un sillon, de tres cuerpos, recostada sobre su lado derecho, sobre un almohadon y sin haber cosas desordenadas en el ambiente
En el mismos sillon, se encontro una bala completa y en el piso, a los pies de Candelaria, tres capsulas servidas.

Desde el mismo inicio de la investigacion, fue cuestionada la recoleccion de pruebas de la escena del crimen.
Debido a que por la fecha correspondia a la feria judicial, en el caso hubo dos fiscales, Marcelo Hidalgo y Adri√°n Montenegro, quienes entre las medidas tomadas, intervinieron los telefonos de la vivienda y los celulares de toda la familia, obteniendo datos que si bien fueron de interes en su momento, no influyeron en el esclarecimiento del crimen.
Para ese entonces, el fiscal Montenegro, estaba abocado a investigar a las personas que se encontraban en la casa junto a Candelaria, en el momento del hecho, su hermano Federico y su amigo.
Candelaria, segun las pericias tenia restos de semen en su pijama, que pudo confirmarse que correspondia al novio, y otro Adn que no se pudo confirmar.

El abogado de la familia Marcelo Brito, habia sido el primer fiscal general del gobierno de José Manuel de la Sota, desde setiembre de 2000 hasta mayo de 2001. La familia y el abogado, fueron aceptados como querellantes por el fiscal, aunque debido a que se sospechaba del entorno familiar, se le impidio el acceso a la causa, medida esta que fue apelada, por la querella, y vuelta a apelar por la fiscalia, que pudo mantener su pedido, cuando se le informo a la camara que el principal sospechoso, era justamente el hermano de la victima y siendo querellante la familia, se podia entorpecer la investigacion.

UN DETALLE CLAVE
La casa tenia instalada una sofisticada alarma que dejaba registros de hora, minutos y segundos, activación y desactivación y una serie de datos que eran de gran importancia.
Si esa noche alguien hubiese ingresado a la casa luego de la salida de Agustin, Francisco y Cecilia, la alarma hubiese guardado un registro.
Si por el contrario, la alarma se√Īalaba que nadie entro, el misterio habr√≠a quedado casi resuelto con las tres personas que se encontraban en la vivienda.
Cuando los investigadores se enteraron del importantisimo dato de la alarma, ya habia pasado mas de un mes del asesinato y al solicitarlo, se encontraron con que el sistema borraba autom√°ticamente todos los registros cada siete dias.

– Se hicieron pericias de adn que dieron negativas, sobre muestras que vaya a saber donde fueron tomadas.
– Algunos vecinos, declararon haber visto el auto de Agustin, un Chevrolet Corsa negro, pasadas las dos de la ma√Īana, algo, que era coincidente con los dichos de Agustin.
– Al hermano de Candelaria y a su amigo, les alcanzo con la coartada de no haber escuchado ruidos extra√Īos, a pesar de ello, se realizaron algunas pruebas y consideraron que podria ser posible que no se escuchen los disparos, si el televisor estaba con un volumen, lo suficientemente elevado.

Candelaria, estaba rindiendo las ultimas materias, de la Licenciatura de comercio exterior, y trabajaba en la empresa familiar, junto a su padre y su madre.
A pesar de que las sospechas desde un principio apuntaron a Federico Formento o su amigo, la causa lleva diez a√Īos de congelamiento y hay pocas probabilidades de esclarecerla.
Cordoba, se estaria preparando para otro caso donde tambien gozo la impunidad, la politica y la mala investigacion, el caso Nora Dalmasso.

A pesar de la tecnologia y los recursos destinados en la provincia a las fuerzas de seguridad, sigue siendo la desidia y la connivencia, el mayor de los sospechosos.

Publico:
Caso: Candelaria Formento

Comentarios Cerrados.