27
06.2012

James Patrick Bulger, desapareció el 12 de febrero de 1993 en un centro comercial del centro de Liverpool, en Inglaterra.
Fue secuestrado, torturado y asesinado por dos chicos de diez a√Īos Robert Thompson y Jon Venables, que habian faltado a la escuela, con la intencion de darle rienda suelta a sus instintos malignos.

James, de apenas dos a√Īos de edad, fue con su madre, Denise, al shopping New Strand, lugar este que hacia de la seguridad, su mayor publicidad, donde se habia invertido un gran capital e interes en evitar todo tipo de delitos.

Apenas pasadas las 15:00 hs, Denise, se dio cuenta de que su hijo había desaparecido. Inmediatamente fue asistida por el personal de seguridad, que trato por todos los medios de localizarlo, pero sin resultados.
Mediante la utilizacion de las camaras de seguridad del lugar, se pudieron llegar a ver algunos movimientos de James, posteriores al secuestro acompa√Īado de otros dos ni√Īos.
Pasaron un par de horas hasta que se identificaron a los acompa√Īantes de James como Robert Thompson y Jon Venables, que eran asiduos visitantes del shopping y que momentos antes habian estado robando varios objetos, del lugar, como caramelos, un mu√Īeco troll, unas bater√≠as y una lata de pintura azul para maquetas, como tambien pudieron observar que mas temprano habian intentado secuestrar a otro ni√Īo, pero que su madre, pudo evitarlo.
Dos dias pasaron hasta que pudieron localizar el cuerpo de James, gracias a otros chicos que estaba jugando cerca de las vias y se confundieron los restos del cuerpo de James, con un mu√Īeco roto.
El 14 de Febrero, la policia daba cuenta del hallazgo y una fuerte indignacion domino a la gente de los suburbios de Liverpool y en pocas horas, la noticia del hallazgo ya recorria el mundo.

LAS HORAS SIGUIENTES
Thompson y Venables, salieron del lugar con James, y segun testigos, mientras caminaban, parecian tres chicos, que iban peleando, aunque nadie hizo nada cuando a la vista de todos, James era victima de agresiones demasiado violentas para chicos de esa edad, tales como levantarlo y dejarlo caer de cabeza al piso, patearlo, o arrastrarlo de los pelos, todos hechos que despues los testigos confirmaron, pero ninguno trato de evitar.

Aproximadamente caminaron cuatro kilometros desde el shopping, distancia mas que suficiente como para agotar las fuerzas de James.
Una sola persona intercedio entre ellos, porque le llamo la atencion el trato del que era victima el nene, y los dos secuestradores, le mencionaron que lo habian encontrado perdido y que lo estaban llevando a la comisaria de la zona.

Despues de golpearlo de manera brutal, que le provocara la perdida de varias piezas dentales, de arrojarle la pintura que habian robado en la cara, de quitarle las zapatillas, los pantalones y la ropa interior, fue abandonado, sobre la via del tren y su cuerpo, disimulado con escombros, con la idea que cuando pase el tren, termine de destrozar el cuerpo de James.
Y asi fue, el primer tren que paso por el lugar, termino partiendo en dos el maltrecho cuerpo de James, tras lo cual, Thompson y Venables, se alejaron del lugar.

A pesar de que se pudo identifiar con las camaras de seguridad a los secuestradores, hubo otros detenidos por el hecho, tambien de la misma edad que Thompson y Venables, como fue Jonathan Green, que fue entregado por sus propios padres, ante la sospecha de que pueda haber participado en el secuestro y asesinato de James, pero quedo enseguida liberado.

El hallazgo de los culpables se dio cuando una mujer vio las imágenes de los dos chicos por televisión y pudo reconocer a Venables, porque sabia que se había ausentado de la escuela ese día.
Lo informo a la policía y los asesinos fueron arrestados.

El 20 de febrero de 1993 fueron acusados formalmente de secuestro y asesinato del menor y fueron derivados a la Corte Juvenil de South Sefton dos días despues.
El 24 de noviembre de 1993, Robert Thompson y Jon Venables, fueron declarados culpables de la muerte de James Bulger, esto les valio el titulo de ser los asesinos convictos m√°s jovenes de Inglaterra.
La ley inglesa permitia que sean juzgadas las personas a partir de los 10 a√Īos de edad, y los dos fueron sentenciados a pena de carcel hasta que alcanzaran la edad adulta, fueron liberados en junio de 2001.

NOTAS DEL CASO

– Alan William, el medico forense encargado de la autopsia, se√Īalo que Bulger sufrio tantas heridas que ninguna pudo ser identificada como el golpe letal.
– Treinta y ocho testigos admitieron a los medios y declararon en el juicio, haber visto a los chicos maltratando a James Bulger durante el trayecto que hicieron, pero ninguno intervino ni lo defendio
– Scotland Yard moviliz√≥ a cientos de agentes por toda Gran Breta√Īa, e inicio una campa√Īa tendiente a que los padres tengan un mayor control sobre sus hijos.
– Durante el juicio, los precoces asesinos, mencionaron que su intenci√≥n era secuestrar a un ni√Īo cualquiera y llevarlo a la avenida ubicada en uno de los laterales del shopping y empujarlo hacia los autom√≥viles en movimiento para causar un accidente.
– Lo unico que requirio el tribunal para la condena de los chicos, fue, si realmente conocian la diferencia entre el bien y el mal. Solo eso, les basto para considerarlos imputables del delitos de asesinato.
РLos abogados no eran especialistas en minoridad y veían a los acusados como a psicópatas.
– En el a√Īo 2001 los acusados elevaron sus penas, que originalmente era una cadena perpetua, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que dictamin√≥ que Venables y Thompson no tuvieron un juicio justo.
– La m√°xima autoridad judicial, estableci√≥ que los ocho a√Īos que ambos hab√≠an permanecido en prisi√≥n eran suficientes por los hechos. De esta manera, los asesinos de James Bulger quedaban en libertad condicional con algunas condiciones entre ellas el -anonimato de por vida- con una nueva identidad y que no exista la posibilidad de un reencuentro entre ambos.
– Se tuvieron en cuenta opciones como enviarlos por separado a otros paises, probablemente colonias britanicas, pero se llego a la conclusion que dentro del mismo territorio Ingles, se los podria tener bajo control, sin necesidad de involucrar a otros paises.

Jon Venables y Robert Thompson, volvieron en varias oportunidades a recorrer las carceles inglesas, por distintos delitos, desde robo hasta pornografia infantil.
La libertad que les otorgaron en nombre de los derechos humanos, indudablemente pone en riezgo al resto de la sociedad inglesa.

Los padres de James, se divorciaron, pero siguen exigiendo que la justicia no permita que Venables y Thompson terminen sus dias en libertad.

Publico:
Caso: James Patrick Bulger

Comentarios Cerrados.