20
12.2016

Luz Gomez y Diego Romero, de 27 y 30 a√Īos, son oriundos de Ledesma, provincia de Jujuy y vinieron a Buenos Aires, como tantos otros, en busca de un futuro mejor y con la intencion de formar una familia. Llevaban diez a√Īos de novios y vivian en Villa Ballester junto a su hija Zaira, de un a√Īo.
Diego, a pesar de ser profesor de arte, trabajaba en una metal√ļrgica y Luz en una casa de tinturas.

Luz llevo a vacunar a su bebe a una salita de Villa Ballester el 21 de septiembre de 2010, terminado el tramite, guardó el certificado en uno de los bolsillos de su mochila Nike de color negro que siempre llevaba con ella y volvio a su casa en remis.

Diez meses despues de aquel momento, ya en julio de 2011, Luz y Diego fueron junto a los tios de el a un supermercado de Munro para comprar un televisor. El tio de Diego les pidio prestada la tarjeta de credito para poder pagarlo en cuotas.
Hecha la compra, pidieron desde el lugar dos remises, en uno fueron los tios con el televisor y en el otro volvieron ellos con la bebe.

Con el apuro, no repararon en un detalle, la mochila marca Nike de color negro, que acompa√Īaba a Luz a todos lados quedo olvidada en el auto, un Renault 9 color bordo.
Luz, se percato varias horas despues, cuando fue a buscar una camperita de la bebe que guardaba en la mochila, que se la habian olvidado en el remis.
Llamaron a la agencia, pero no supieron decirle que habia sucedido con la mochila.
Hasta aqui, es solo el principio de la tremenda historia y de la concatenacion de algunas casualidades que la justicia, no supo dilucidar.

El Sabado 1¬į de Octubre de 2011, cerca de las 15.30 hs, en un chalet de rejas blancas de la calle Bonifacio al 3800 de esa localidad Roberto Castill, una pareja joven toca timbre.
Mercedes del Valle Ríos, que se dedicaba a vender ropa de bebé los atiende y los hace pasar, cuando le mencionan que querian comprar ropa para el hijo de ambos.
Ni bien entraron, el muchacho la agarro desde detrás y le advirtio que era un asalto. En un primer momento Mercedes no le creyó y les hizo una broma al respecto, pero la mujer la golpeo y le ato las manos con un precinto que saco de una mochila (Nike de color negro).
Mercedes grito pidiendo auxilio y su esposo, Roberto Castillo de 54 a√Īos y colectivero de la l√≠nea 216, que dormia la siesta, se desperto sobresaltado, tomo su revolver calibre 32 que ten√≠a en el placard y fue hacia el garage.
Castillo apenas llego a asomarse y recibio un tiro en la mano y dos mas en la cabeza y muere en el acto.
Los asaltantes, escaparon saltando la reja del frente y en el intento de fuga, el varon se produce una herida, pero se habian olvidado en el interior de la casa, una mochila Nike negra y cuando la policia llega al lugar y la revisa, encuentran un arma marca Taurus Modelo PT92 y en un bolsillo lateral un certificado de vacunacion que decia que Zaira Romero habia sido vacunada un 21 de septiembre de 2010.

El 21 de diciembre de 2011 a las 7 de la ma√Īana, un grupo de polic√≠as entro a la fuerza en la casa que Luz y Diego alquilaban en Villa Ballester.
Rompieron la puerta y Diego fue muy golpeado, en ese momento, los detuvieron a los dos sin ningun tipo de explicacion y se reencontraron en la comisaria.

En un primer momento fueron trasladados a la DDI de Merlo, el defensor oficial, Eduardo Pecchia, les relato un hecho del que ninguno de los dos estaban enterados.
El 23 de diciembre de 2011, se solicito una rueda de reconocimiento. Un testigo que vio a la pareja salir corriendo de la casa despues del asesinato de Castillo, se√Īal√≥ a ambos como los asesinos, a pesar de que no habia coincidencias con lo declarado por la esposa del colectivero.

Luz estuvo detenida en la comisaria de la mujer de Merlo durante un mes, hasta que un abogado contratado por su mama logro que le dieran la prision domiciliaria, teniendo en cuenta la edad de Zaira. Diego, en cambio, estuvo dos meses en la comisaria de Merlo y luego fue trasladado al penal de Ituzaingo.
Fue una compa√Īera del trabajo de Luz quien las alojo en una habitacion de su casa de Jose C Paz, para que la justicia les otorgara ese beneficio de la prision domiciliaria.
Durante el mismo mes de diciembre hubo varios allanamientos y se detuvieron en total 10 personas. Adem√°s de Luz y Diego, fueron detenidos Juan Carlos Noguera, Graciela Ojeda y Miriam Rojas.
Los tres confesaron cierto grado de participacion en el crimen, también declararon que Luz y Diego no tenían nada que ver. Sin embargo la fiscal Marcela D’ Ascencao los siguio considerando responsables porque la mochila que se encontro en el lugar les pertenecia.

Juan Carlos Noguera era el remisero que llevo a la pareja hasta la casa donde se cometio el crimen.
Seg√ļn su declaracion judicial, ese dia fue contactado por una pareja que solia pedirle viajes. Noguera dijo que los conocia como Pipo y Popi y agrego que Pipo se llama Walter y trabaja en la agencia de remises Cacho con un Renault 9 color bordo, justamente la remiser√≠a Cacho esta en uno de los accesos de la Villa La Rana. Es la misma en la que Luz y Diego pidieron los autos la tarde de Julio en la que compraron el televisor.

Las otras dos detenidas fueron Graciela Ojeda y Miriam Rojas. Ojeda vivía en Castelar, sospechada de haber entregado a Castillo. Rojas era su contacto en el partido de San Martín y quien conocia a la pareja que cometio el crimen. Todo quedo comprobado con las pericias de sus telefonos celulares que dan cuenta del vinculo.
Estos tres detenidos aseguraron no conocer a Luz G√≥mez y a Diego Romero. El mismo remisero que llevo a la pareja ese 1¬į de Octubre declaro que Luz y Diego no eran las personas que el habia llevado ese dia a la casa de Castillo.

La declaración de Mercedes del Valle Rios (viuda de Castillo) tambien fue favorable para Diego y Luz
– La mujer tenia pelo largo casta√Īo claro hasta los hombros, cutis blanco y el varon cutis bien blanco, pelo corto casta√Īo.
Los rasgos de Luz son totalmente opuestos: ojos achinados, tez morena y pelo oscuro. Tiene las inconfundibles características de una chica nacida en el norte y nadie destacaria que Diego es bien blanco.

Luz Gomez, cuenta, en estos videos, los terribles momentos por los que tuvieron que pasar junto a Diego y a su peque√Īa beba Zaira, debido a una mala investigacion y pesima labor judicial.

Video 2Video 3

Ninguno de los abogados que les tocaron en suerte, solicitaron las camaras del shoping, para verificar que habian estado en ese lugar, tal como mencionaron, el dia que perdieron la mochila.
Amalia Ortega, la mam√° de Luz, organizaba colectas en la ciudad de Ledesma, para costear los gastos que les estaba generando tantas arbitrariedades.
Era Amalia quien cada Jueves, llevaba a Zaira a la carcel de Ituzaingo para que vea a Diego durante la visita, ya que Luz, con el arresto domiciliario, no podia visitarlo.

El 20 de Marzo de 2013 se efectivizo el beneficio extra carcelario de Diego, cuando llegaron al juzgado los resultados de la sangre encontrada en la casa de Castillo y se pudo comprobar que el ADN no es coincidente con las características geneticas de Luz y Diego.
Diego, pudo volver a estar junto a su familia, aunque siguen procesados a la espera de otras medidas de prueba como ser algunos llamados telefonicos y las filmaciones del supermercado, donde habian comprado aquel televisor.

Para poder sobrevivir llevaron adelante un emprendimiento de comidas caseras que venden a los vecinos. Antes de estar detenidos los dos trabajaban normalmente pero sus empleadores, no les guardaron sus puestos de trabajo.

Nota del 11 de Abril de 2013

Finalmente en el mes de Agosto, la jueza de Garantías Mónica López Osornio, se expidio y dicto la excarcelacion y el sobreseimiento de ambos y el fiscal general de la UFI 7, Matías Rappazzo, había pedido la elevación a juicio por lo que el abogado de la pareja, Eduardo Soares, apeló a esta decisión.

Otras causas armadas

Publico:
Caso: Luz Gomez - Diego Romero

Comentarios Cerrados.