30
01.2013

Claudia Marcela Monzon (42), estaba casada con Mauricio Daniel Severi (49) y tenian tres hijos.
El 25 de septiembre de 2009, Marcela, desaparecio de su domicilio.
Hubo un detenido, un juicio y una condena, pero la precaria investigacion del hecho, no pudo dar con el cuerpo y como en otros casos similares, la desaparicion fisica, queda en duda.

En base a las declaraciones de testigos y amigos, quedo claro en el hecho de que Marcela, jamas se iria por sus propios medios, dejando a sus hijos.

Por otro lado, la causa, carece de un cadaver que pueda confirmar su desaparicion fisica.

Una familia normalmente constituida, un nivel acomodado, sin necesidades economicas. Incorporados todos los integrantes en un buen grupo social, buen nivel de educacion de todo el grupo familiar.
Probablemente, falto un buen asesoramiento en cuanto a ciertas desavenencias conyugales, que los hizo caer en situaciones algo confusas o con malas resoluciones.

Marcela, conocio a Mauricio en el a√Īo 1991.
Ella con 23 a√Īos y el con 30 a√Īos, un a√Īo despues, deciden vivir juntos y ya en 1993, pasan por el registro civil y la iglesia, oficializando el matrimonio.
Trabajaban juntos en una empresa dedicada al mantenimiento de helicopteros, Marcela era empleada administrativa y Mauricio, tecnico aeronautico.
Con el correr del tiempo fueron avanzando hacia una mejor posicion economica, y con el aumento de la familia, se radican en Capital.
Logran comprar una casa estilo duplex, en la zona de Villa del Parque en la calle Terrada 3245.
La familia paso a ser de cinco personas, Marcela, Mauricio y tres hijos, una nena y dos varones.

La pareja fue sufriendo un desgaste que no supo manejar. Muchas obligaciones de trabajo por parte de el, para mantener un buen nivel de vida, deseos de superacion por parte de ella.
Cayeron en una crisis que no la podrian remontar de manera facil.
Ya en el a√Īo 2007, habia acordado una separacion, pero conviviendo en la misma casa, pensando en que los chicos, no estaban en edad de asimilar el problema.
Asi, acuerdan tambien, que cada uno podria tener sus propias relaciones sentimentales y que el otro aceptaria, con el unico requisito de que siempre, alguno de los dos, se quede al cuidado de los hijos.

Mauricio, habia tenido alguna relacion sentimental, antes del pacto de separacion, lo que ayudo a que la situacion, sea todavia mas complicada.
Marcela, tuvo sus relaciones, en los terminos que habian acordado, pero sin nada lo suficientemente solido como para que se haga efectiva una separacion normal.
Para Julio del 2009, Marcela habia entablado una nueva relacion, con un abogado de Lomas de Zamora, asi cuenta Oscar Acevedo, la manera en que se conocieron y como manejaban la relacion.
Los primeros dias de Setiembre, Marcela, nota que algunos correos de su cuenta, le desaparecian, sentia como que su casilla de email estaba siendo revisada por alguien mas.
Despues de algunas consultas, decide comprarse una notebook, para mantener su intimidad.
Tambien compra un telefono celular y un modem wifi, para conectarse a internet. La notebook, viajaba siempre con ella en su camioneta, y el numero del nuevo celular, lo conocian solamente sus hermanas y algunas amigas intimas.

El Lunes 21 de Setiembre, en un encuentro en la Universidad de Lomas de Zamora, que Marcela, mantiene con Acevedo, le es sustraida e incendiada a los pocos minutos, su camioneta, marca Ecosport.
Fue a partir de ese dia, en que Marcela, comienza a sospechar de que detras de la sustraccion de su vehiculo, se encontraba su esposo, aunque no podia especificar de que manera.
Una serie de situaciones, que hacen que Marcela, las comunique a sus hermanas y alguna amistad, incluida su propia psicologa, con quien venia realizando junto a Mauricio, terapia de pareja.

Para Marcela, la relacion ya no tenia vuelta atras, y estaba con la idea de una separacion definitiva. Segun algunos comentarios que ella misma hiciera a algunas amigas, su nueva relacion Oscar Acevedo, la asesoraria con el tema del divorcio.

La desaparicion
El dia Jueves 24 de Setiembre, cerca de las 22.30 horas, Marcela se comunica via celular con su hermana, Marita Monzon. Despues de algunos minutos de charla, Marcela corta la comunicacion de una manera poco comun y que a su hermana le llamo la atencion.
Mientras estababan charlando, Marita sintio un ruido extra√Īo a traves del telefono y Marcela le expresa:
Рeh… te tengo que dejar, no puedo seguir hablando eh…, después charlamos.
En ese momento se estaba comunicando desde el celular que no conocia su esposo y se presume que el ruido escuchado durante la conversacion, era Mauricio que entraba en la habitacion desde donde Marcela estaba hablando.

Un par de horas mas tarde y ya mediante las pericias, se determina una ultima comunicacion a la 01.16 hs, dirigida a Oscar Acevedo, de la que curiosamente, este ultimo, no recuerda el contenido, como lo expresara en el juicio.

Ese fue el ultimo momento en que la investigacion pudo ubicar a Marcela Monzon en su domicilio. A partir de ahi, el misterio.

Al otro dia, despues de infructuosos intentos de comunicacion con Marcela, por parte de familiares y amigos, Mauricio Severi, se dirige a la comisaria 47¬į a efectuar la correspondiente denuncia.
La familia por su parte, al ver, la poca disponibilidad y preocupacion de Severi, efectua tambien una denuncia, aportando algunos datos extra, que lo colocaban a Severi como sospechoso de la desaparicion de Marcela.
Para la familia, la desaparicion de Marcela, era entre las 22.30 a 23.00 horas, momento en hablaba con su hermana por el calular.
Nada de lo que pudo haber sucedido esa noche en la casa de la calle Terrada, fue visto u oido por los hijos, que dormian en la planta alta.

El juez encargado de las actuaciones, Julio Alberto Ba√Īos, dictamina una serie de medidas, entre ellas un allanamiento a la vivienda, donde fueron halladas manchas de sangre, un arma presuntamente disparada hacia poco tiempo y distintos elementos de la casa con presuntas manchas de sangre.
Tambien en el baul de la camioneta que utilizaba Severi una Chrysler Caravan habia una bolsa tipo residuo con aparentes restos de sangre y una pala, tambien aparentemente utilizada hacia poco tiempo.

El dia 1¬į de Octubre , el juez ordena la detencion de Severi y lo imputa bajo el delito de Homicidio agravado por el vinculo

El juicio
El 9 de noviembre de 2011, se dio inicio al juicio, con Mauricio Sirven como unico imputado en la causa.
El fiscal Gustavo Luis Gerlero, inicio el debate con la siguiente imputacion
Se tiene por probado que en la madrugada del 25 de septiembre de 2009, con posterioridad a la 1:16 hs., Mauricio Daniel Severi dio muerte a Claudia Marcela Monzón, con quien se encontraba unido en matrimonio desde el 8 de julio de 1993, en el interior del domicilio conyugal, ubicado en la calle Terrada 3245 de esta ciudad.
Esa madrugada se inició una discusión marital, a resultas de la cual Severi disparó un arma de fuego sobre Monzón, provocando su deceso. Tras ello, cargó el cuerpo de la nombrada en la camioneta de su propiedad y, a fin de procurar su desaparición, lo arrojó en las inmediaciones de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, en la Provincia de Buenos Aires, sin que hasta la fecha se haya logrado dar con aquél

El tribunal le da la palabra a Mauricio Severi donde cuenta una historia bastante confusa de una parte de los hechos.
En esta etapa del juicio, no quiso responder preguntas de ninguna de las partes.

Se presentaron en el juicio una serie de testigos, quienes evidentemente, al estar directa o indirectamente en contacto, llevaban declaraciones ya contaminadas y solamente con la teoria de la culpabilidad de Severi, aunque no se trataron otras hipotesis, con la misma certeza.
De cualquier manera las evidencias, demuestran un hecho de sangre, en el domicilio de la calle Terrada, coincidente con la desaparicion de Marcela Monzon.

Declararon en el debate:
El papa de Marcela, Eugenio Eurig, quien ademas trabajaba junto a Severi, realizandole tramites relativos a su trabajo.
Tambien era el encargado de preparar el almuerzo de los chicos cuando llegaban de la escuela y tambien los llevaba o traia del colegio o alguna actividad programada, si es que los padres no podian hacerlo.
Las hermanas de Marcela, Analia, Lorena y Marita, estuvieron de acuerdo en no haber visto en la pareja, violencia fisica pero si psicologica, tambien percibieron poca preocupacion de Sirven en encontrar a Marcela o saber que era lo que le habia sucedido.
Jessica Bonis, hija de Marita y sobrina de Marcela, era la encargada del cuidado diario de los chicos, aporto un dialogo bastante peculiar de Severi con uno de sus hijos

РLos chicos me contaron a mi que Mauricio, unos días antes del episodio de la camioneta, les había contado y les había dicho que ellos estaban separados, que convivían en la misma casa y que la mamá tenía otros novios.
También les dijo que no tenían que contarle esto a nadie, porque sino sus papás se iban a separar del todo. Marcela se enteró de esta conversación por mi abuelo, porque yo primero se lo conté a él, y yo pienso que esto fue lo que la motivó para iniciar los trámites de divorcio

Era indudable que esta ultima relacion de Marcela, le causaba a Severi mas molestias que otras relaciones, no porque vaya a ser viable esa union, sino por el asesoramiento que le podria brindar en la materia.


Los tres hijos, quedaron a cargo de María Alejandra Monzón (Marita) y viven en la misma casa de la calle Terrada.

Amistades de las partes:
Laura Bren Intima amiga de Marcela y en algun momento socias en emprendimientos comerciales, las hijas de ambas tenian actividades en comun.
Junto con Marita Monzon y Jessica, sobrina de Marcela, descubren en la casa, las primeras manchas de sangre y algunos elementos que Marcela, nunca saldria sin ellos.
Esto fue lo que en realidad, motivo otra denuncia, el allanamiento y la detencion de Severi.

Claudio Javier Vello, amigo de Severi desde hacia unos 13 a√Īos, concurrian juntos al club de aeromodelismo ubicado en la localidad de Ezeiza ya que ambos compartian el mismo hobbie. Severi lo llamo desde la carcel, para solicitarle dinero, que otros presos le pedian, para “no pasarla mal”
Durante el debate, Vello, menciono una comunicacion telefonica con Severi a su telefono de linea:
РMe dijo que hubo un forcejeo, que ella se puso el arma en la boca y él, al intentar sacársela, se disparó.
Tambien menciono:
Ariel (por Zeballos) me comentó que Mauricio aparentemente había matado a la mujer

Ariel Hernan Zeballos, amigo de Marcela y de Severi desde hacia mas de 15 a√Īos.
En su declaracion aseguro de que Mauricio, sabia desde varios meses antes sobre la relacion de Marcela con Oscar Acevedo, ya que se lo habia comentado, mucho tiempo antes de la desaparicion.
Zeballos, declaro en el debate oral, de que en momentos en que fue a la comisaria, sufrio una especie de “apriete”, por parte del jefe de la brigada que formaba parte de la investigacion, posteriormente, segun menciona tambien, se disculpo.

ADN
El adn recogido en el lugar, sobre las manchas de sangre, confirmaron que se trataban de Marcela Monzon.

Claro que el haber reconocido esas manchas como pertenecientes a una persona desaparecida, no la convierte en un asesinato y menos, cuando no se pudo encontrar todavia el cuerpo.
Analizadas dentro del contexto de que se hallo una pala y la bolsa, en el baul de la camioneta de Severi, le daria un poco mas de solidez al caso, pero de ninguna manera, implicaria un homicidio, SI, un hecho de sangre.

Ya para el final del debate oral, Mauricio Daniel Severi, se dispuso a responder preguntas de las partes, resultando tan complejas como cuando declaro al inicio del mismo.

Terminado el debate el Tribunal Oral en lo Criminal N¬ļ 15 dispuso:
Condenar a Mauricio Daniel Severi por considerarlo autor del delito de Homicidio Preterintencional agravado por el vinculo a la pena de Dieciseis a√Īos de prision

Para estar seguros del delito cometido, y si las pruebas fuesen contundentes, la condena deberia haber sido Cadena Perpetua.
Si bien en este caso como en otros de similares caracteristicas, donde el cuerpo de la victima no fue hallado, las condenas son suponiendo la muerte de la persona en cuestion, la busqueda no deberia detenerse.

Dudas que quedan de la investigacion:
Es evidente que los investigadores y posteriormente los jueces, estan convencidos de que Severi, se deshizo del cuerpo, por medio del fuego.
Hay que tener en cuenta de que se le atribuyo el incendio de la camioneta de Marcela, el 21 de Setiembre.
Podria suponerse que que Severi es de la idea de que el fuego seria un vehiculo apto, para desaparecer evidencias y/o causar da√Īo.

Un cuerpo, no se quema en un par de minutos, y a las 01.16 de ese dia, Marcela se comunica por telefono con Acevedo. Severi deberia haber hecho eso, de noche (el fuego es mas visible), volver, acomodar y limpiar la casa e higienizarse, antes de que se despierten los chicos. Todo eso en cinco horas.
Pudo, en caso de haberla asesinado, esconder el cuerpo en la casa, o en la misma camioneta que el manejaba y llevar a los chicos al colegio y despues, durante la ma√Īana, deshacerse del cuerpo.

Como pudo haber ejecutado el incendio de la camioneta?
Severi, fue hasta el estacionamiento, saco la camioneta con el duplicado de la llave que estaba en el domicilio, la incendio, camino de nuevo hasta el estacionamiento, y saco su vehiculo para alejarse. No penso que podria ser visto e identificado ?

Tampoco es habitual de que ladrones de autos roben una camioneta para incendiarla, pero si es posible, o es habitual, que cuando se roba un auto, se lo deja a las pocas cuadras un par de dias para ver si disponia de elementos de rastreo satelital y en ese caso, pudo ser incendiada por terceros.

Nadie le pudo sacar una real confesion a Severi, se sospecho que fue culpable del homicidio

Publico:
Caso: Marcela Monzon



Dejar un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.