04
01.2010

La noche del Viernes 7 de Septiembre de 1990, Maria Soledad Morales, se encargaria de cobrar las entradas, en el boliche Le Feu Rouge, donde se realizaba el clasico baile de egresados.

Tenia 17 a√Īos y cursaba el 5¬ļ a√Īo en el Colegio del Carmen y San Jos√©, de la ciudad de Valle Viejo en la provincia de Catamarca.

Habia insistido mucho entre sus amigas, con ocupar ese puesto en la puerta del boliche, asi, podria ver si alguien en particular, pasaba por el lugar.
En la fiesta, todo parecia desarrollarse normalmente y segun como estaba planeado.

Treinta y seis horas despues, a las 9.30 del Lunes 10 de septiembre, en una zona conocida como Parque Daza, sobre la ruta 38, a pocos kilometros de la capital , el cuerpo de Maria Soledad fue encontrado por unos operarios de Vialidad Nacional, que transitaban por el lugar.

Estaba semi enterrado, desnudo y lo que en un primer momento se penso que eran heridas producidas por los animales de la zona, eran las huellas del ultraje y la violacion a la que fue sometida.
Faltaban cuatro dias, para su cumplea√Īos numero dieciocho.

La primer noticia periodística a nivel nacional se publico el martes 11 de septiembre, en la edicion matutina del diario Clarin.

Para otros medios, Catamarca quedaba en esos momentos, demasiado lejos.

El jefe de la Policía de la provincia, comisario general Miguel Angel Ferreyra fue el encargado de dar la noticia a los medios.
El mismo jefe policial, que mas tarde pudo comprobarse que mando a lavar el cadaver, borrando rastros que serian fundamentales en las pericias.
Tambien el mismo Ferreyra, se encargo de enviar un mensaje moralizador a los padres:
– Les pido que tengan un mayor control sobre sus hijos. Deben saber qui√©nes son sus amigos y compa√Īeros. Conocer los lugares a los que concurren y no dejarlos a la deriva. Es fundamental para su seguridad
Mensaje que podria decirse que le costo el cargo y fue duramente cuestionado, con razon.

Ferreyra, tambien se dedico a efectuar intimidaciones tanto a testigos como a ciudadanos, tal el caso de la hermana Martha Pelloni, directora de la escuela a la que asistia Maria Soledad, en momentos en que se iniciaban las Marchas de Silencio, organizadas por las mismas compa√Īeras y sus padres.

En ese momento y ante la presencia de alumnas, le sugirio
– La conveniencia de persuadir a sus alumnas del impulso de entregarse a convocatorias, reclamos y marchas, parece que desconfiaran de la Justicia y de las autoridades.
No me parece prudente, se presta para los incitadores del caos.

Fue el jueves 13 de Septiembre de ese a√Īo, cuando se realizo de la primera Marcha de Silencio para pedir por el esclarecimiento de tan tremendo asesinato.
En el futuro iban a repetirse cada jueves y cada vez con mayor asistencia de la población.

La marcha del 27 de Septiembre de 1990, reunio a mas de 7000 personas en el centro de Catamarca, marchando en un silencio absoluto.
Segun el INDEC, en Valle Viejo, en el a√Īo 1991, habia 17.250 habitantes

Marcha 27 de Septiembre de 1990

Unos dias mas tarde, Miguel Angel Ferreyra, el malogrado jefe de policia, fue citado a la oficina del gobernador Ramon Saadi
– No soporto una marcha m√°s, me busca un culpable y me lo pone en los medios..!
Fueron en total 82 Marchas del Silencio

Ramon SaadiQuince dias despues, el jefe policial presentaba su renuncia.
Durante el juicio, Ferreira, fue acusado solamente de encubrimiento, a pesar de la cantidad de testimonios que habia en su contra, respecto a alterar y ocultar pruebas fundamentales, como tambien perticipar en el abandono del cuerpo de Maria Soledad.

Como es logico en una ciudad como Catamarca, donde todos creen conocerse, los comentarios se convierten en verdades y rapidamente, aparecieron las versiones de los hechos, que si bien, no eran una version oficial, fue siempre la mas acertada.

Salieron a la luz los nombres, de los llamados Hijos del poder, donde aparecian personajes, muy relacionados a las esferas politicas de Catamarca y sus descendientes directos.
Asi los que se creyeron impunes en la sociedad, escondidos y ocultados tras el poder de turno, empezaban a aparecer en los medios del pais.
Guillermo Luque, Luis Tula, Pablo y Diego Jalil (ambos sobrinos de Guido Jalil, intendente de Catamarca y due√Īo del sanatorio Pasteur) y Miguel √Āngel Ferreyra, (hijo del jefe de Polic√≠a), Luis Eduardo M√©ndez (a) El Loco, y a Hugo Ib√°√Īez (a) El Hueso.
El diputado nacional por Catamarca, Angel Luque, padre de Gullermo Luque, el principal imputado del asesinato, dijo ante las camaras de tv
РSi mi hijo hubiera sido el asesino, el cadaver no habría aparecido, tengo todo el poder para eso
El escandalo llevo a la expulsion del diputado del Congreso, pero no porque la camara de diputados, fuese honorable, sino que porque con sus dichos, salpico al resto de una enorme verdad La Impunidad.

Antes de que la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, decidiera el futuro del diputado Angel Luque, el presidente Carlos Menen, el 17 de abril de 1991, anunciaba por cadena nacional la intervención federal a Catamarca.
La medida de Menem, no fue, solamente por el efecto social del crimen de Maria Soledad, sino que ya estaba desbordado en cuanto a denuncias por corrupción y narcotráfico, que tenian como actores principales a funcionarios nacionales, provinciales y a familiares del propio Presidente.
Con la intervencion a la provincia de Catamarca, intentaba encontrar un respiro politico.
Designo como interventor de la provincia a Luis Prol, quien era hasta ese momento subsecretario de Energia, con la sola intencion de lograr una calma politica.

La intervencion, tambien incluyo el envio del subcomisario de la Policia de la Provincia de Buenos Aires Luis Patti junto al jefe de la División Homicidios de la Policía Federal, comisario Enrique Saladino para abocarse solamente al homicidio de Maria Soledad, cosa que genero mas malestar en el poder politico de Catamarca, contrariamente a lo que la provincia necesitaba.
Los enviados del gobierno federal crearon otra comision mas para investigar el caso, lo que ya llevaba la cifra de comisiones a la media docena y cada uno con sus teorias, formas y aprietes.

Ruth Salazar y  Luis TulaLa comision Patti concluyó que se trataba de un crimen pasional, apartando de la causa a Guillermo Luque y seguía sosteniendo la teoria que incriminaba a Luis Tula y Ruth Salazar.
Salazar y Tula, se habian casado, pero mantenian su relacion en secreto y era sabido entre sus amistades que Salazar, sabia de la relacion de Tula con Maria Soledad.
Hasta llegaron a encontrarse en algun momento y Maria Soledad, fue amenazada por Salazar.

El sub comisario, dejaba el caso, enemistado con el juez actual de la instruccion Jose Luis Ventimiglia, dejando tras de si, otra frase tambien polemica
РSólo voy a explicar las razones por las que dejo el caso, a la persona que confio en mi, el presidente Carlos Menem

La hermana Martha Pelloni, declararia en el juicio, cuales fueron las palabras de su primer encuentro con el enviado del gobierno
РLe advertí que no quería torturas, que eso no lo íbamos a permitir.
Y él me respondió
– Hermana, hay casos en los que esa metodolog√≠a es la √ļnica que da resultados.

Las desavenencias politicas de los distintos grupos, se cargo otra nueva renuncia, la del juez Jorge Córdoba Ruiz de Huidobro, que habria asumido la causa, despues de la renuncia del juez inicial, Labid Jose Morcos.
Durante el desarrollo del primer juicio, por la muerte de Maria Soledad, el juez Morcos, da una explicacion detallada de como fueron los hechos que llevaron a su renuncia, involucrando directamente al gobernador Ramon Saadi

No habian pasado 24 horas, que el mismo Ramon Saadi, da una explicacion a los medios muy poco convincente sobre la denuncia de Morcos.

En semejante ambiente politico y con encubrimientos que fueron mas alla de lo razonable, era imposible de pensar de que sobre la salvaje muerte de una nena de 17 a√Īos, se puede hechar algo de luz para encontrar a los verdaderos culpables.

Siete jueces, pasaron por la instruccion de la causa, cada uno con teorias y encubrimientos de lo mas descabelledas, como la del propio juez Jose Luis Ventimiglia, cuando elaboro una teoria sobre el suicidio de Maria Soledad.

El ultimo juez Jose Carman, cierra la instruccion, y eleva el caso al debate oral, seis a√Īos despues del hallazgo del cuerpo.

EL JUICIO
El Lunes 26 de febrero de 1996 a las 8:30 se iniciaba, al fin, el juicio oral, contra Luis Tula y Guillermo Luque, como unicos acusados, por el momento, de la muerte de Maria Soledad.
En realidad el cierre de la instruccion fue una maniobra politica para calmar los animos con la esperanza de que en el debate, se encuentren a los verdaderos culpables.
El escenario fue la C√°mara en lo Penal N¬į2, en pleno centro de la capital Catamarque√Īa.

El fiscal de juicio, un cordobez, Gustavo Taranto, traia con el, una acusacion, con bastante prueba como para asegurar una condena, aunque, evidentemente, habria mas acusados que quedarian como ausentes.

Ciento cincuenta testigos estaban citados a declarar, que por el tiempo transcurrido, habian seguido sus vidas y se encontraban en distintas partes del pais.

El tribunal estaba compuesto por los jueces Juan Carlos Sampayo РMaría Alejandra Azar РAlejandro Ortiz Iramain [presidente]
La transmision en directo de varios canales de television del pais, aportaban un cuarto juez: La opinion publica

Cuando habian ya pasado 19 audiencias en las que declararon, el caso de Maria Soledad Morales, sufria un nuevo escollo.

Las camaras del canal de noticias TN, que transmitieron todo el juicio en directo, pudo percibir en el dia anterior, un gesto sospechoso entre dos jueces, que daria pie a que el abogado representante de la familia Morales, Luis Segura, solicite la palabra, apenas iniciado el debate del dia.

En el video, se veia claramente un gesto del Dr Sampayo, dirigido a la Dra Azar, en momentos en que el presidente del tribunal, el Dr Iramaín, se encontraba de espaldas a Sampayo.

La solicitud de recusacion, provoco que el tribunal, pase a un cuarto intermedio para decidir la cuestion.
Pero fue, el inicio del escandaloso final, del primer juicio.

Sampayo y Azar, rechazaron la recusacion, y era la Suprema Corte quien tenia la ultima palabra, pero, los jueces, a pesar de tener, esa opcion para continuar en el juicio, presentaron sus renuncias, se cree, presionados por los sectores de poder del gobierno.

Asi, tuvo que determinarse, una nueva fecha y conformar un nuevo tribunal, algo nada facil, considerando el estado politico de la provincia y la repercusion del caso, sumado al estrepitoso final del juicio.
No habia un juez en la provincia, interesado en formar parte del nuevo tribunal, por eso, los plazos se extendieron de manera considerable.

El Martes 19 de agosto de 1997, se iniciaba el segundo juicio con el tribunal formado por los jueces Jorge Alvarez Morales – Edgardo Alvarez – Santiago Olmedo de Arzuaga (presidente)

Para este nuevo juicio se esperaban 286 testigos, se permitio el ingreso de periodistas, pero no, la televisacion en directo, aunque si se permitio a los medios filmar en el precario recinto.

El Viernes 27 de febrero de 1998, los jueces, emitieron su sentencia, sin hacer caso a las declaraciones anteriores, que en muchos casos, eran tan diferentes que provocaron detenciones serias, y acusaciones de Falso testimonio.

El tribunal considero que los imputados, eran culpables y en funcion de eso condeno a, Guillermo Luque a veintiun a√Īos de prision por Violaci√≥n seguida de muerte agravada por el uso de estupefacientes.
y a Luis Tula a nueve a√Īos por su rol como, part√≠cipe secundario.

Guillermo Luque y Luis Tula, ya recuperaron la libertad, pero el caso dejo demasiadas dudas y la culpabilidad de los imputados, se baso en testimonios que por momento hasta sonaban increibles para ser aceptados.
El tribunal, condeno a ambos, y dejo un tendal de sospechosos, con muchas mas pruebas en contra.
Hubo incluso testimonios ciertos, veraces y contundentes, que mostraban la participacion y complicidad, tanto de personajes politicos como policiales de la provincia.

Sin embargo a pesar de la recomendacion del tribunal, de proseguir la causa, en busca de un esclarecimiento total, nadie se preocupo por eso.

Elías Morales, Ada Rizzardo de Morales, seis hermanos y media docena de sobrinos, todavia necesitan saber que fue lo que le sucedio a Maria Soledad y la justicia, esta obligada a dar explicaciones.

Los hechos, no quedaron claros…

Publico:
Caso: Maria Soledad Morales

Comentarios Cerrados.