25
11.2013

El Jueves 24 de julio de 2008, Marcelo Mansilla de 41 a√Īos, Sandra Rabago de 37 y los dos hijos de ambos, Milagros de 8 y Agust√≠n de 11 a√Īos, desaparecieron de su vivienda; una casaquinta en Washington al 3400, del barrio Frino en Jos√© C. Paz.

La ultima vez que se los vio fue durante una cena en la casa del padrino de Milagros, la noche anterior. A partir de ese momento, ya no se supo mas de los Mansilla.

Aproximadamente a las 06.00 hs del Jueves 24, un sobrino de Marcelo, que vive frente a la vivienda, escucho y vio salir el auto Volkswagen Polo de color azul, de Marcelo a toda velocidad.
Si bien le llamo la atencion, la manera de conducir el auto, es la hora que habitualmente solia salir hacia su trabajo en la estacion de servicio Petrobras, en Acceso Norte y el acceso a Tortuguitas y fue recien por la noche en que se sintio realmente preocupado, al no ver a ningun integrante de la familia.

Miriam Rabago, hermana de Sandra, le relataba a los medios:
РLlamamos al telefono de linea de la casa y a los celulares de Sandra, Marcelo y al de Agustin, pero ninguno contestaba. Entonces le avisamos a uno de mis hermanos, que es policia. El viernes fue a echar un vistazo a la casa. Salto el portón, se asomo y vio todo en orden, hasta las camas tendidas. El viernes 25 de julio, denunciamos la desaparicion. Cuando fue la policia, el Sabado, ya la habian desvalijado.

Casa

El Martes 29 de Julio, los cuerpos de Sandra y Marcelo, fueron hallados por un operario de Autopistas del Sol, en un costado de la ruta Panamericana, a la altura del kilómetro 60 en la localidad de Campana.
Al hombre le llamo la atencion como un grupo de perros olfateaba unos paquetes, se acerco al lugar y descubrio los dos cadaveres.
Justamente el dia que tenian planeado el festejo por el cumplea√Īos de Milagros

Estaban atados con cinta de embalar, tapados con trapos, ramas y cartones y salvajemente golpeados y acuchillados.
Sobre los chicos, Milagros y Agustin, no se tenian noticias ni habia rastros.

Todo apuntaba a un mensaje mafioso y que habian querido borrar las huellas.
La fiscalia a cargo de Marcelo Pernici, mantuvo la hipotesis de una venganza y pensaba que el asesinato pudo haber sido cometido por alguna banda que tenia conflictos con esta familia.

Las autopsias al matrimonio se√Īalaron el salvajismo desmesurado con que fueron asesinados. La pareja habia sido atacada con objetos contundentes, mas de diez lesiones de arma blanca y ocurrio entre dos y tres dias antes del hallazgo de los cuerpos. Sus cabezas estaban destrozadas.
Evidentemente, se los habia tenido secuestrados con vida en algun lado, lo que hacia sospechar de que esperaban algun tipo de confesion.
Marcelo llevaba puesta su camisa de trabajo con el logo de Petrobras, se√Īal de que fue abordado, probablemente al salir de su casa cuando iba a trabajar, tal como habia se√Īalado su sobrino.

Unas horas despues, el Volkswagen Polo, aparece incendiado en Los Polvorines.

Comenzaron una serie de allanamientos y el Jueves 31 de Julio, se recibe un llamado al 911, donde mencionaron que el vehiculo incendiado, habia sido visto en el domicilio Vel√°zquez 3864, de la localidad de Los Polvorines, desde el cual, sus ocupantes, descargaban elementos sospechozos.
En ese mismo domicilio detuvieron a Angel Antonio Fernandez de 41 a√Īos y a Jesus Osvaldo Caceres de 47, sospechados de ser los autores del, hasta ese momento, doble homicidio de los Mansilla.
En la vivienda, casi una tapera, tambien vivian Clara y Stella Maris Caceres, la madre y la pareja de Angel.
Fernandez y Stella Maris tenian cinco hijos, fruto de diversas uniones, que tambien vivian en el lugar.
Ademas se confirmo que eran amigos de las victimas.

En el allanamiento se encontraron, un televisor, un DVD, cortinas y ropas con sangre de las victimas y las cintas usadas para sujetarlos. Tambien se encontro la rueda de auxilio del auto de los Mansilla.

Mientras se sucedian las detenciones, se lanzaron todos los alertas del caso, para dar con Agustin y Milagros.

Missing Children y la Red Solidaria, tenian organizado para esa misma tarde un evento en el estadio River con el fin de que se difundan imagenes de los chicos, de manera masiva, debido a la premura de la busqueda.

Al d√≠a siguiente, 1 de Agosto, Cristian Fernandez de 22 a√Īos, hijo de Angel, se entrego a las autoridades.

Durante la declaracion, se quebro y confeso que su padre, le dijo que los chicos, tambien habian sido asesinados, y que los habian arrojado en la misma ruta Panamericana pero algunos kilometros mas adelante, en una alcantarilla y debajo de un puente.

Los mataron por bronca personal y los tiraron un poco antes.
Horas despues, fueron hallados en dicha alcantarilla en el km 60.600 de la ruta Panamericana, con signos de haber sido golpeados salvajemente, sus cuerpos estaban atados por las piernas, con trapos en las bocas, y tapados con dos cubiertas de camiones.

Marcela Fernandez, hermana del principal acusado del cuadruple homicidio, da su version de los hechos.

Para la Justicia, los asesinos fueron los ya detenidos Angel Fern√°ndez (a quien los nenes le dec√≠an tio), su hijo Cristian (22), Jes√ļs C√°ceres (medio hermano de Angel) que s√≥lo habr√≠a actuado como encubridor.
Despues de las declaraciones, se sumo un tercer hombre, Daniel Darío Vera, conocido como El Sordo que se encontraba profugo, pero se entrego un dia despues junto a su pareja Miryam Aquino. Esta ultima, presto declaracion y quedo apartada de la causa.

Durante la ampliacion de la declaracion indagatoria Jesus Caceres fue contundente al asegurar frente al fiscal Pernici que era inocente y colaboro con la investigacion aportando todo lo que el vio ese dia en la puerta de su casa, que era en el mismo terreno en que vivia Fernandez.
Declaro que el mismo Jueves 24 de julio cuando desaparecieron los Mansilla, vio a los Fernandez y a otro hombre (Dario Vera), bajar del auto de las victimas electrodomesticos robados en la casa de los Mansilla.
Tambien aporto como detalle que los tres tenian colocados guantes de lana, aparentemente, con la intención de no dejar huellas en la casa.

Aporto ademas un dato de gran importancia
Fernandez, no cumplia con su prision domiciliaria y lo veia salir de la casa, aunque no supo decir si para ello se quitaba o no la tobillera magnetica.
Finalmente a solicitud de su abogado defensor, la jueza de Garantias N¬į1 de Zarate-Campana, Graciela Cione, considero que no hay en la causa elementos suficientes como para mantener a Caceres detenido, aunque sigue vinculado a la causa como imputado, sin prision preventiva.

El fiscal, Marcelo Pernici, reclamo tambien la detención de Stella Maris Caceres, que teniendo en cuenta la denuncia de Marcela Fernandez (ver video), ameritaba ser citada a prestar declaracion.
Stella Maris, fue detenida por una comision policial, en la casa de un tio, en Boulevard Europa al 1500, El Trebol, Santa Fe, donde habia llegado el dia Domingo.

Segun contaron vecinos, la mujer fue el viernes a su casa a buscar bolsos con ropa que habian quedado en la vivienda tras el allanamiento, y luego se fue con sus hijos en un remis, con rumbo desconocido.
Tras la declaracion indagatoria, el fiscal dispuso que Caceres sea trasladada a una unidad penal bonaerense, a la espera del avance de la investigacion.

Finalmente con cuatro imputados, la causa fue elevada a juicio, que se realizo en Setiembre de 2011.

EL JUICIO

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N¬į2 de Zarate-Campana estaba integrado por los jueces Daniel R√≥polo, Liliana Dalsaso y Helena B√°rcena, el fiscal de juicio, Jos√© Luis Casta√Īo

En el debate oral, se comprobo que la familia Mansilla, fue secuestrada por los Fernandez, en la madrugada del dia 24 de Julio de 2008, en momentos en que Marcelo Mansilla, se disponia a concurrir a su trabajo.

Fueron llevados al domicilio de los Fernandez, horas despues los padres fueron asesinados, arrojaron los cuerpos al costado de la ruta Panamericana y volvieron al domicilio para saquearlo.
A los chicos los mantuvieron sedados y fueron asesinados con una maza igual que a sus padres y que fue secuestrada aun con sangre, en la misma vivienda.

Ninguno de los imputados asistio a la lectura de la sentencia, a excepcion de Daniel Darío Vera

El fallo establecio que los tres hombres fueron responsables de cuatro Homicidios Calificados, por el concurso premeditado de dos o mas personas con alevosia, todos en concurso real con privacion ilegal de la libertad y robo agravado por su comision en lugar poblado y en banda.
En tanto, Stella Maris Caceres, fue hallada responsable de los cuatro homicidios aunque no se acredito culpa en la Privación ilegal de la libertad.

El Tribunal condeno a los cuatro imputados a la pena de Cadena Perpetua

Finalmente despues de mas de tres a√Īos, la familia del matrimonio Mansilla, pudo conseguir justicia por los cuatro asesinatos.

Nota
Los Fernandez se encontraban con una morigeracion de pena que les permitia permanecer en sus domicilios, con pulseras de seguridad, colocadas en sus tobillos.
El beneficio fue otorgado por el juez de Garantias de San Martin, Nicolas Schiavo, contrariamente a las recomendaciones de peritos y del Servicio Penitenciario, lo que le valio el pedido de juicio politico, que no prospero.

Publico:
Caso: Masacre de Campana



Dejar un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.