05
11.2013

Milagros Belizan, de 2 años de edad fue hallada el Domingo 18 Mayo de 2008, asesinada, en un terreno abandonado en Adrogue, partido de Almirante Brown.
Tenia signos de haber sido muy golpeada, estaba desnuda y con un cable atado a su cuello, sentada y el otro extremo del cable atado a una pared.

Los padres de Milagros empezaron a buscar a su hija aproximadamente a las 13.00 hs, no tenian claro por que la nena habia salido de su casa.
Cerca de las 15.30 hs, unos chicos que jugaban al futbol en un descampado de Chubut y Rosales, en el mismo barrio San Jose, hallaron el cuerpo de la nena y avisaron a otras personas que llamaron a la Policia.


En ese mismo predio, pero en el extremo opuesto, desde el jueves anterior al dia del hallazgo, funcionaba un circo, que apenas conocida la noticia, fue desmantelado por temor a represalias de los vecinos.
La furia de los vecinos no tardo en hacerse notar, derrumbaron una pared perimetral del terreno donde fue hallado el cadaver que habia pertenecido a un club, luego caminaron un par de cuadras, y comenzaron a atacar la casa del presunto dueño del predio porque consideraban que ese lugar era inseguro y peligroso.

Frente a su casa, el ex presidente del club tenia un corralon de materiales. La gente que fue a apedrear su casa le robo desde chapas y cemento hasta membranas, tambien se llevaron dos televisores y algunos articulos de electronica.
El vecino, pudo ser sacado del lugar con ayuda de la infanteria.
La misma noche del Lunes posterior al hallazgo de Milagros, el predio donde aparecio, fue ocupado por unas cien personas, que tomaron las tierras.
Hubo enfrentamientos con la policia que terminaron con varios agentes heridos.

La escena del crimen fue tan contaminada y vulnerada que la camperita que llevaba puesta la nena, manchada con sangre, fue encontrada por un movilero de un canal que estaba transmitiendo en vivo.

Mirtha, la mama de Milagros, relata, el momento de la desaparicion y hallazgo de la nena.

Por testimonios de vecinos que aseguraban que habian visto a Milagros en compania de dos hermanitos de la zona es que llegan hasta Cesar y Ezequiel de 7 y 9 años, quienes fueron citados a la comisaria 3° de Almirante Brown, junto con sus padres.
Una vez en la secional, el menor de ellos, pide quedarse a solas con la mama, a quien le confeso lo ocurrido. Luego reitero la historia ante la Policia y el fiscal.
Admitio su participacion pero señalo a su hermano, Ezequiel, como el autor material y ademas, aseguro que tambien lo amenazo para que guardara el secreto.

El fiscal Hector Toneguzzo de la UFI 3, le tomo declaracion, tras lo cual ambos chicos quedaron a disposicion del juzgado de Menores 2 de Lomas de Zamora.
Se ordenaron una serie de estudios psicologicos y psiquiatricos de los chicos, donde quedo plasmado, que el ambiente hostil en el que crecieron, no les permitio evitar el tragico desenlace.

Nunca involucraron a un adulto en la muerte de la nena.
Son nenes muy chiquitos que evidentemente tuvieron como parametros otras conductas violentas. No son chicos con una patologia psiquiatrica que hay que medicar. Fueron educados con tanta violencia que este es el producto.
Se inculparon uno a otro pero nada mas. Incluso llama la atencion sus bajas tallas y sus cuerpos y formas casi desnutridas. Eso es lo que les hizo dificil ejecutar a la nena que tuvo una agonia muy larga, porque a ellos les faltaba fuerza y la nena oponia resistencia. Ahi podrian haber parado ese acto y sin embargo no lo hicieron
Lo hicieron con total frialdad. Sabian lo que estaban haciendo, comprendian ese dolor pero no los conmovio; fueron frios y de alguna forma les dio placer.

Familias
Cesar y Ezequiel eran famosos por atacar a otros chicos, practicamente vivian en la calle, lo que les significaba estar mucho mejor que en la miserable casilla que tenian por casa.
No era que permanecian en la calle, solamente por sus espiritus aventurero, sino porque eso, les permitia escapar de las terribles palizas, a las que su madre los tenia acostumbrados.
Vivian con su madre, Monica; su abuela, Herminda; y dos hermanos mas , una nena de 6 años y un nene de 1 año) en el pasaje de los Trabajadores y Jorge, de un espacio en el que no tenian, ni calles, ni agua potable y donde no accedia ningun medio de transporte.
Fueron alumnos de la escuela Municipal No 46 de San Jose. pero hacia mas de un año que no asistian a clase.
Monica, la mama de los chicos, es adicta, desempleada y cobraba un plan familiar de 175 pesos.

No pagaban alquiler, ya que vivian en el mismo terreno que su abuela, pero solamente ocupaban una habitacion de madera y sin baño, ni agua.

Herminda, la abuela de los chicos, le confeso a un medio:
– Es imposible que mis nietos hayan matado a esa nena. Ahora dicen que mi hija fumaba paco y eso es mentira. Ella salia de noche a bailar y a veces se emborrachaba, pero no se drogaba.
Yo discuti mas de una vez con ella para que no le pegara mas a mis nietos.

A solo cuatro cuadras, en una casilla tambien muy precaria, vivian Milagros y sus siete hermanos, de 16, 14, 12, 10, 8, 7 años y un bebe de dos meses, con su papa, el electricista Cesar Belizan, y Mirta Ortega, su mama.
No era el asesinato de Milagros, la primer tragedia de la familia. Ya se le habian muerto dos hijos, un bebe que nacio con una malformacion cerebral y otro que sufrio de muerte subita al mes de haber nacido.

Finalmente el juez de menores de Lomas de Zamora Mariano Alejandrini dispuso que los niños acusados de asesinar a Milagros vuelvan a vivir junto con sus padres.
Sin embargo, tambien dispuso que la familia de Cesar y Ezequiel, sea rehubicada en otro barrio para evitar posibles agresiones por parte de vecinos o allegados a la víctima.
Si bien se comprobo la participacion de los chicos en el asesinato de la pequeña Milagros, debido a que son menores de edad para la Ley son inimputables.

AfichesSi bien se comprobo la participacion de los chicos en el asesinato de la pequeña Milagros, debido a que son menores de edad para la Ley son inimputables.

Era tal el contexto y la marginalidad en que vivian estos chicos, tanto victima como victimarios, que cuando pidieron justicia, esta, ya habia actuado, con la detencion de los menores.
Y de manera oportunista, otros vecinos causaron estragos en la zona, rompiendo, robando y saqueando propiedades, sin ninguna razon, mas alla de la marginalidad.

En una sociedad tan maltratada y tan adicta a casos como el de Milagors Belizan, probablemente ya nadie se acuerde de lo sucedido…

Otros dos casos conmocionantes de menores que asesinaron a menores

Jonathan Javier Estela, de 11 años, vivia en un asentamiento cercano a Maldonado, en Uruguay.
Fue conducido mediante engaños a una casa abandonada a unos dos kilometros de su vivienda, por dos amigos y la hermanastra de uno de ellos. Una vez en el lugar, fue salvajemente asesinado y ocultado en un viejo aljibe.
Jhonatan Estela

James Patrick Bulger, desapareció el 12 de febrero de 1993 en el centro comercial New Strand (Liverpool, Inglaterra) mientras acompañaba a su madre, que hacia unas compras en el lugar. Su cuerpo mutilado fue encontrado en una línea ferroviaria cerca de Walton el 14 de febrero.
James Patrick Bulger

Publico:
Caso: Milagros Belizan



Dejar un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.