16
07.2011

Natalia Di Gallo, de 16 a帽os, sali贸 con Nicolas G贸mez de 18 a帽os, la noche del 28 de diciembre de 2003.
El joven la habia pasado a buscar por su casa de Florencio Varela en su Renault 11, con la idea de ir a cenar.

No era la primera vez, que Natalia, salia con Gomez, el dia anterior, Sabado, tambien la habia pasado a buscar por su casa y fueron a bailar a la zona de Moron.

En esa oportunidad,a Natalia, le provoco mucho malestar, alguna bebida que tomo, y como si fuera poco, Gomez, la habia manoseado, a lo que Natalia reacciono de mala manera.

Horas mas tarde, Gomez, se encontraba declarando en la comisaria que hallandose en el Parque Pereyra Iraola, en Berazategui, en la parte trasera del auto, junto a Natalia, un hombre rompi贸 la luneta del auto, los amenaz贸 con un arma, lo encerr贸 a 茅l en el ba煤l y secuestr贸 a la joven.
El 1潞 de enero de 2004, Natalia, fue hallada, a pocos kilometros de ese lugar, dentro de bolsas de plastico y con evidentes signos de haber sido abusada.

Primer relato
Nicol谩s Mart铆n G贸mez pas贸 a buscar a Natalia Di Gallo por su casa de Florencio Varela el 28 de diciembre de 2003 con un vehiculo marca Renault 11, regalo de su padre.

G贸mez, quien declaro en su momento que la noche del 29 de diciembre un desconocido de barba y pelo oscuro rompi贸 el vidrio trasero de su Renault 11 estacionado en el Parque Pereyra Iraola y secuestr贸 a Natalia, encerrandolo a el en el baul del vehiculo.

Natalia apareci贸 muerta cuatro d铆as despu茅s, envuelta en bolsas de consorcio negras, muy prolijamente atadas con sogas limpias y nuevas.
Natalia, hab铆a terminado unos d铆as atr谩s, la relacion con su novio Alejandro Sosa, y G贸mez -ex compa帽ero del colegio Santo Tom谩s de Florencio Varela-, la invit贸 a salir esa noche.
Un matrimonio que volv铆a de un bingo la noche del crimen declar贸 que vio c贸mo un joven sub铆a a golpes a otra persona a un auto en la zona del Parque Pereyra Iraola. Lo llamativo de esta declaraci贸n es que la pareja se帽al贸 que delante de ese auto, el Renault 11, hab铆a un Peugeot 504 blanco, del cual se asomaba otra persona.
La noche del 29 de diciembre, un grupo de j贸venes con un Peugeot 504 blanco, luego de cometer un robo menor, fue visto en el Parque Pereyra Iraola.
Que el l铆der de esa banda ser铆a un chico apodado El Cabez贸n, cuya casa en Bosques fue allanada, aunque 茅l logr贸 escaparse. Y que Nicol谩s G贸mez lo conoc铆a.
Daniel Ojeda, alias el cabezon, fue posteriormente, fue detenido.

El primer fiscal de la causa fue Claudio Pelayo, que detuvo a G贸mez desde el 21 de Enero hasta mediados de Abril del 2004 acusado de privaci贸n ilegal de la libertad agravada por el resultado muerte, pero la C谩mara de Apelaciones de Quilmes lo liber贸 al dictarle la falta de m茅rito.
A partir de ese momento, la investigacion, como de costumbre, entro en un espiral de ineficiencias.
El expediente paso al fiscal Andr茅s Nieva Woodgate, que en Mayo de 2008 fue recusado por la familia y apartado de la causa.
Despues recayo en la fiscal Mar铆a Cristina Pietrobon, que solicito licencia medica.

Finalmente, el caso quedo en manos del fiscal Alejandro Ruggeri, de la Unidad Funcional de Instrucci贸n 10 de Quilmes.
Uno de los elementos en que este fiscal bas贸 su pedido de detenci贸n fue el resultado de un peritaje que determin贸 que las prendas que G贸mez vest铆a en momentos de aparecer en la estaci贸n de servicio, no ten铆an ning煤n sedimento por haber estado en el ba煤l del auto, ni restos de vidrios, ni su ropa, ni la de Natalia.
Un analisis, de las muestras de semen, encontradas en el cadaver, tambien daban negativo respecto a Gomez, por lo que la jueza Adriana Myzskin, nego su detencion.

En 2011, Gomez volvio a quedar detenido tras la declaraci贸n de otro testigo que tambien presencio el momento en que desde un Renault 11 como el de su propiedad, un muchacho con ropas y caracter铆sticas similares a las de Gomez, pasaba por la fuerza a una chica a otro auto en el que hab铆a otras personas.
La misma jueza de Garant铆as, Adriana Myszkin, quien adem谩s dict贸 la prisi贸n preventiva por lo que el imputado, llegara detenido al juicio oral.

La defensa de Nicol谩s G贸mez habia requerido al fiscal, que se finalicen las investigaciones y se tome una resoluci贸n en cuanto a Gomez, o que la causa,se eleve a juicio oral y p煤blico.

Ante la requisitoria del imputado y la detencion de Gomez, el fiscal, decide cerrar la instruccion por el homicidio de Natalia Di Gallo y elevar la causa a juicio oral.

Daniel Feliciano Ojeda, de 45 a帽os, el otro imputado.
Era un remisero que primero fue detenido por el robo de un Peugeot 504 blanco se帽alado por un testigo como el mismo tipo de auto en el que vio a una chica parecida a Natalia pedir auxilio la noche en que desapareci贸 la v铆ctima.
Entonces, Ojeda qued贸 preso por el crimen de la adolescente, pero en el a帽o 2005 fue excarcelado tambi茅n por falta de pruebas.

La fiscal铆a habia solicitado el sobreseimiento de Ojeda, pero, la Justicia de Garant铆as lo envi贸 igualmente a juicio teniendo en cuenta que su rostro coincid铆a entre un 80%, 90% con el identikit que hizo G贸mez sobre el supuesto delincuente que lo asalt贸 a 茅l y rapt贸 a Natalia.

El Juicio

Al fin, el 7 de Febrero de 2014, dio comienzo el juicio oral.
El escenario del debate, seria el TOC N掳 4 de Quilmes, integrado por los jueces Alberto Ojeda, Mario Caputo y Andrea Calza.

El fiscal de juicio, Claudio Pelayo, que fue el primer instructor de la causa y que fue sucedido por tres fiscales diferentes.

Hay que destacar que de no haber sido, por la intervencion del papa de Natalia, Juan Di Gallo y a su abogado patrocinante Daniel Mazzocchini, convertidos en querellantes, seguramente, la causa por el homicidio de Natalia, hubiese terminado en algun rincon de algun juzgado y sin responsables del homicidio y de la mala investigacion.

Despues de diez (10) a帽os del hecho, la justicia, pudo llegar al debate oral, con los dos imputados (ahora, 10 a帽os mayores).
Nicol谩s G贸mez, ahora de 28 a帽os, llega al juicio detenido desde el 2011 y Daniel Feliciano Ojeda, en libertad, pero imputado del mismo delito que Gomez, privaci贸n ilegal de la libertad agravada por el resultado de muerte en concurso real con abuso sexual, Gomez, lleva el agregado de la falsa denuncia.

Fueron 40 audiencias donde declararon, cerca de 200 testigos.

Martin LanattaEntre los testigos, se encontro Martin Lanatta, que ya para el momento del juicio, estaba detenido por el Triple crimen de Gral Rodriguez, pero que durante su primera declaracion, se encontraba en libertad. El aporte de Lanatta, no solo fue esclarecedor, sino que abrio en la causa una nueva instancia de investigacion, que permitiria llegar a los verdaderos culpables.

Durante la triple fuga de General Alvear el 27 de diciembre de 2015, donde los hermanos Lanatta y V铆ctor Schilacci, entretuvieron a la opinion publica y causo caos en el nuevo gobierno, Daniel Mazzocchini, tambien fue abogado de los hermanos Lanatta.

La autopsia determino que Natalia, hab铆a sido abusada sexualmente y que murio por una asfixia mixta, provocada por la obstrucci贸n de las fosas nasales y la boca, en combinaci贸n con una compresion toracica-abdominal que sufrio al soportar el peso de una de las personas que intentaba violarla.

Pero, como es de esperar en este tipo de casos, hizo falta una segunda autopsia, que se realizo el 22 de abril 2005.
En esta nueva autopsia la familia DiGallo, solicito que se trate de determinar cual seria el origen de cinco marcas a menera de pinchazos, en el cuerpo de Natalia, a simple vista, parecian peque帽os hematomas.
Resultaron ser pinchazos, que pasaron inadvertidos en la primer autopsia.

Tambien se establecio que habia sido asesinada en otro lugar y luego envuelta en las bolsas, atada con sogas y depositada muy cerca del camino en el Parque Pereyra Iraola, donde fue hallada cuatro dias despues.

Ante el tribunal, Gomez admitio que dentro del auto,hab铆a coca铆na y marihuana, pero tambien se帽alo que era de los pasajeros, que las perdian en el auto, cuando trabajaba como remis.

Los peritajes determinaron que Natalia ten铆a 0,9 grados de alcohol en sangre al momento de ser asesinada, pero, Gomez, se帽alo que mientras estuvieron juntos no tomaron bebidas alcoh贸licas. De ser ciertos los dichos de Gomez, Natalia debio haber bebido alcohol, con sus victimarios.

G贸mez admitio que sufrio cortes en las manos y rodillas, debido a los restos de vidrios de la luneta trasera, que habia roto el secuestrador.
Sin embargo, no se evidenciaban lesiones, en el informe m茅dico que se le practico la misma noche del secuestro de Natalia.

Martin Lanatta fue contundente en su declaracion y aseguro que el inquilino de la quinta, propiedad de Andr茅s Meyer y Karina L贸pez, a quien identific贸 como Cristian Refichi, le confeso a el en persona, haber sacado muerta a Natalia, y que unos d铆as antes del secuestro, lo vio a Refichi conversando con G贸mez.
Lanatta conoc铆a a Meyer, L贸pez y a Refichi y tuvo que cancelar un negocio con ellos porque descubrio que ten铆an a una chica cautiva, atada y con claros signos de haber sido golpeada, y que al d铆a siguiente de la desaparicion de Natalia (29 de diciembre de 2003) fue de visita a la quinta y vio cuando cargaban en un auto sogas, frazadas, sabanas y videos.

Hubo cuatro testigos que declararon haber visto esa noche, en el cruce de la ruta provincial 36 y avenida Bosques, de Florencio Varela, como varias personas pasaban violentamente de un auto como el del imputado a otro veh铆culo a una chica con el aspecto de Natalia.

Segun Gomez, despues que pudo salir del baul, donde lo habia encerrado el secuestrador, fue hasta una estacion de servicio que estaba cerca y le conto lo que le sucedio a los playeros y fueron ellos quienes llamaron a la Polic铆a desde un tel茅fono fijo, a las 2.11 hs.
Estando en la comisar铆a y desde el tel茅fono de Natalia, se comunico primero con su madre a las 2.34 hs y luego con su padre en tres ocasiones, entre las 3.36 hs y las 3.38 hs.
Cerca de las 04.00 hs llegaron a la comisaria, los padres de Natalia y se enteraron de lo sucedido.

En ningun momento, intento llamar a la policia desde el celular, lo que hubiese sido de mucha importancia para el hallazgo con vida de Natalia.

El primer dia del juicio, Karina Di Gallo, prima de Natalia, relato que el Domingo 28 de diciembre, por la ma帽ana, Natailia le habia comentado por telefono que Gomez la hab铆a llevado a bailar a un boliche de Mor贸n, que termin贸 alcoholizada y que el imputado aprovech贸 su estado para hacerle un chup贸n en un pecho y tocarle la cola.
Que no sab铆a por que se descompuso, se sent铆a mal, muy mareada. Le pidio que la lleve a la casa y cuando estaba subiendo al auto le toca el culo.
Su prima le dijo que estaba asustada, que se enoj贸 y le peg贸 un cachetazo.

Gomez, mantuvo su misma declaracion desde aquel dia del secuestro de Natalia, en el a帽o 2003, hasta el a帽o 2014, en que se realizo el debate oral.
Confrontada la declaracion, con las declaraciones de cuatro testigos, que menciona haber visto la maniobra entre dos autos, donde traspasaban a una mujer de uno a otro, queda mas que claro, que Natalia, nunca fue al Parque Pereyra Iraola, sino que todo se desarrollo a pocas cuadras de su domicilio.

El mismo tribunal, en el fallo se帽ala a la declaracion de Gomez, como
violatoria de las leyes de la l贸gica

Los jueces en su fallo recomendaron continuar con la investigacion del crimen de Di Gallo acerca de la participacion de los due帽os y el inquilino de la quinta de Florencio Varela en la que la v铆ctima pudo haber sido asesinada.
Corresponde que se investigue si el hecho ocurrio all铆 (la quinta Ensue帽o) y expresaron sus serias sospechas sobre sus ocupantes y los identifico como Cristian Refici, Andr茅s Meyer y Karina L贸pez.

Tambien valoraron la versi贸n de testigos que declararon haber visto como esa noche, en la ruta provincial 36 y avenida Bosques, del partido de Florencio Varela, varias personas pasaban de un auto como el del imputado a otro veh铆culo a una chica como Natalia.

Para los miembros del Tribunal, Gomez brindo una indispensable cooperaci贸on que determino el destino fatal de Natalia, ya que consideraron acreditado que estaciono su auto y, por el uso de fuerza f铆sica y con golpes de pu帽o la entrego a un grupo de personas que la har铆an tolerar el abuso sexual

Finalmente, el 18 de Julio de 2014, el TOC 4 de Quilmes considero a Nicolas Gomez
Part铆cipe necesario del delito de privaci贸n ilegal de la libertad triplemente agravada, por ser cometida con el fin de someterla sexualmente contra su voluntad, por la intervenci贸n de tres o m谩s personas y por el resultado de muerte no querida por el imputado.

Indudablemente, no hay comentarios para hacer, que puedan resultar efectivos, sobre una justicia que tarda 10 a帽os en llevar a juicio una causa como el salvaje homicidio de Natalia.
Tampoco habria comentarios razonables, sobre las fallas en la investigacion.

Lo que si, queda evidentemente claro, que a pesar de que la recomendacion de proseguir la investigacion, aun, no tuvo exito, la condena de Nicolas Gomez, como Part铆cipe necesario, agrega este asesinato a la larga lista de casos impunes.

Publico:
Caso: Natalia Di Gallo

Comentarios Cerrados.