05
02.2017

Natalia Mariel Melmann, la noche del Sabado 3 de Febrero de 2001, salio de su casa, cerca de las 22.30 horas, junto a un grupo de amigas, a bailar a los boliches de la costa de Miramar.

Fueron a la zona conocida como Zona del muelle, apenas a diez o doce cuadras del Centro Cívico de Miramar.
El movimiento en el zona comienza con las matines y continua hasta el amanecer del día siguiente.

El Jueves 8 de Febrero, fue hallado su cadaver, tapado por ramas y arbustos en un sector de mucha vegetacion del Vivero Dunícola Florentino Ameghino, de Miramar.

El Domingo 4 de febrero de 2001, la sociedad se habia despertado con la noticia del asesinato de Mariano Perel y su esposa Rosa Goldonitsky, en la localidad de Carilo, a solo 160 km de donde estaria por desarrollarse, El caso Melmann.

Al mediodia de ese Domingo, los padres de Natalia, comenzaron a preguntarse, que pasaba con Natalia que no habia regresado.
Llaman por telefono a algunas de las amigas con las que habia salido, para ver si se habia quedado a dormir en sus casas, pero las respuestas fueron negativas.
No era normal o frecuente, que Natalia, no avise donde iba o donde estaba.

Ya casi en horas de la noche, Gustavo Melmann y Laura Calampuca los padres de Natalia, deciden hacer la denuncia en la comisaria, que como tantos otros casos similares, menospreciaron la desaparicion de un menor, se tomaron todo su tiempo y caratulan la denuncia como Fuga de hogar.
Tuvo que pasar un dia mas, para que los medios locales, mostraran el rostro de Natalia.

Hubo testigos de toda la recorrida nocturna que habia hecho Natalia, como la hacen tantos chicos en las zonas balnearias, donde se mueven entre boliches siguiendo a sus amistades.

Natalia y sus amigas, estuvieron un par de horas en el pub, La Cantina, despues, se dirigieron a la disco Amadeus.
Se encontro con mas amigos y amigas hasta incluso, se la vio dialogando con su ex novio Maximiliano Marolt, pero este se encontraba acompa√Īado de otra joven Daiana Loreley Escalada.
Al no encontrar que su ex novio, este interesado en su presencia, Natalia decidio regresar a su domicilio sin la compa√Ī√≠a de sus amigas, pero, ellas al igual que otros testigos, la vieron salir con Gustavo Daniel Fernandez, conocido como El Gallo, ex convicto, un personaje bastante toxico en las noches de Miramar, que frecuentaba lugares donde asisten adolescente, tenia cerca de 30 a√Īos, y con abundantes antecedentes penales, por tenencia y venta de drogas y se encontraba en libertad, hacia pocas semanas, aunque tambien solia oficiar de buchon de la policia local.
Testigos aseguraron que la llegaron a ver a Natalia, a mas de cuatro cuadras de la disco, acompa√Īada por Fernandez.

Tres amigas, tambien menores de edad, contaron como habian comprado un carton de vino y que Natalia, que no estaba acostumbrada a tomar, se descompuso, antes de llegar.
En ese estado, en La Cantina, fue abordada por dos hombres mayores.
Otra amiga, Alcira Leonor Cappicot, pudo dar una descripcion de los masculinos.
‚Äď Uno era morocho, grande, de pelo corto; el otro mayor, de m√°s de 40 a√Īos, mas bajo, gordo y canoso, mas tarde serian identificados como, Su√°rez el morocho y el gordo y canoso Anselmini, dos cabos de la policia de Miramar.

Natalia Melmann y su familia, no eran turistas, por lo que tenia muchisimas mas posibilidades de ser reconocida en esa zona o en cualquier otra de Miramar.

La policia, no tardo en aparecer en las calles, abocados a la busqueda de Natalia, aunque tambien, por algunos testimonios, podria tomarse como algun tipo de encubrimiento.
Hasta Gustavo Melmann, contrato un grupo de hombres a caballo, para ampliar el radio de busqueda.

El fiscal encargado del caso, Pablo Pagella, comenzo por la toma de algunos testimonios de quienes esa noche vieron a Natalia.
Todos apuntaban a que se la vio salir de Amadeus, con Fernandez, por lo que el fiscal, lo cita a declarar como testigo.

Ese mismo dia, Fernandez fue citado y declaraba en la comisaria
РAproximadamente a las 7.30, caminaba junto a Natalia Mellman cuando fuimos interceptados y secuestrados por dos policías y una tercera persona vestida de civil, pero con pinta de cana.
Nos introdujeron en el baul de un auto color gris metalizado a mi me liberaron unas cuadras mas adelante y me dijeron
Tenemos que hablar con la piba
.

Fernandez, aparecio en la comisaria, con algunos golpes en el rostro y ara√Īazos en los brazos, sin embargo, terminada la declaracion, lo dejaron ir.
La condicion impuesta por el fiscal fue la vigilancia del sospechoso, la polic√≠a respondio que estaba localizado, al dia siguiente, nadie pod√≠a decir donde estaba “El Gallo”.
La declaracion, resultaba poco creible, pero por el momento, no se tenian testimonios para refutar sus dichos.

El hallazgo
El dia 8 de Febrero, cerca de las 08.30 horas, un menor de 10 a√Īos, que paseaba dos perros, por la zona del vivero de Miramar, a unos 200 metros del mar, percibe en los perros cierto nerviosismo y exitacion, junto a un monton de ramas, al acercarse pensando que podria ser algun animal de los que frecuentan la zona, se encuentra con el cuerpo de Natalia Melmann.
Inmediatamente, avisa en su casa, y desde alli se llama a la policia local.

El primero en reconocer el cuerpo, fue Nahuel, hermano menor de Natalia y luego lo hizo el papa, que como no era para menos, se encontraba tremendamente conmocionado.
Ambos criticaron el accionar policial.
– Estaba a mil metros de la zona de los boliches y no la encontraron

El fiscal, mencionaba que el cuerpo llevaba sin vida no menos de 24 o 48 horas (?), con un avanzado estado de descompocision.
El cuerpo fue encontrado boca arriba, con la blusa amontonada prolijamente cerca del cuello y el jean hasta las rodillas.
Aparentaba haber sido estrangulada con un cordon de su propia zapatilla, habian hecho un lazo y un nudo, muy particulares.
A simple vista habia una clara evidencia de abuso sexual

Para la noche del hallazgo del cuerpo, ya habia una nueva marcha programada, pero pidiendo por la aparicion de Natalia, aunque despues del hallazgo, se realizo igual.
Calcularon mas de 5000 personas, incluidos turistas y hasta el mismo intendente Enrique Honores

La indignacion y los rumores que comenzaron a surgir, sobre la complicdad policial y cuando ya el grueso de los manifestantes se retiraban, un grupo enardecido, arremetio contra la comisaria, dirigida por el comisario Carlos Grillo, (que seria reemplazado dias despues, con una acusacion por parte del fiscal, de encubrimiento).

Ocho patrulleros y la guardia de infantería arremetieron con gases lacrimogenos y balas de goma y un autobomba, lanzando agua, para tratar de controlar la situacion, que se logro despues de un par de horas.

Tal como sucedio con el caso Nair Mostafa, en 1989 en Tres Arroyos, con el gobernador Antonio Cafiero, tambien se tuvo que acercar a Miramar, el entonces presidente Fernando de la Rua a entrevistarse con los padres de Natalia.

Al dia siguiente, el intendente Honores, a pedido de Gustavo Melmann, le cede un local en 28 entre 21 y 23, para que se puedan recepcionar denuncias relacionadas al caso.
Logicamente, los telefonos, traian todo tipo de informacion, que debian ir filtrando.

En ese mismo telefono, un denunciante anonimo, le cuenta a Gustavo Melmann, sobre la participacion en el asesinato de Natalia, de cuatro policias de Miramar.

El dia 14 de Febrero, Melmann, se reune con el ministro de Seguridad de la provincia, Ramon Orestes Veron y le hace entrega de los nombres de los policias denunciados de manera anonima.
Veron, entrega esa misma lista al fiscal Pagella, pero todavia estaban abocados a la captura de el gallo Fernandez, y no le dio mayor importancia en ese momento.

El gobierno bonaerense, en ese momento el gobernador era Carlos Ruckauf, ofrecio una recompensa de cien mil pesos para quien aporte datos fehacientes sobre lo sucedido a Natalia.

Despues de mas de una docena de allanamientos, el dia 15 de Febrero, logran detener a Gustavo El Gallo Fernandez, se encontraba escondido en una vivienda que le servida de aguantadero, en el paraje Santa Irene, a solo ocho kilómetros de Miramar.
Lo trasladan a la DDI de Mar del Plata, donde fue indagado el fiscal Pagella.

Fernandez, se encontraba durmiendo, al momento del allanamiento, y fue tomado por sorpresa y no opuso resistencia alguna.

Hay que tener en cuenta que el mismo fiscal no recaratulo la causa hasta que aparecio el cuerpo de Natalia, lo que ayudo a Fernandez a fugarse.

Unos dias despues, fueron detenidos Aníbal Favio Palavecino y Pablo Hernan Miranda, acusados de encubrimiento agravado, por haberle dado alojamiento a Fernandez, durante una semana, mientras era buscado por la policia, y un celular, para comunicarse con la familia.

Comentaba un comisario afectado a la investigacion
– Un individuo con antecedentes penales, rasgu√Īos en la cara, que miente sobre su origen y estuvo esa noche con Natalia, es tremendamente sospechoso y sin embargo lo dejaron libre
El ministro de Seguridad, Ramon Veron, tambien comentaba
– Hay que ser ingenuos para pensar que despues de la aparicion del cuerpo iba a mantenerse en su casa.

Durante la indagatoria, Fernandez, acuso directamente a tres policias, que figuraban en la lista que Melmann, le habia dado a Veron.
Ricardo Alfredo Su√°rez (a) Mono, Cabo, Oscar Alberto Echenique, Sargento 1ro y Ricardo Anselmini (a) Orejita – Cabo

La justicia no creyo inicialmente a Fernandez, de hecho, se le dicto la prisión preventiva como unico autor de la violacion y asesinato.
El fiscal Pagella, afino la investigacion sobre los policias denunciados, y fueron detenidos.
En la casa de la calle Montevideo, entre Las Heras y Melo, del barrio Copacabana, donde los policías acostumbraban realizar orgías, se encontraron rastros de Natalia.
Anselmini fue visto cuando la golpeaba y la introducía dentro del patrullero.
Echenique, estaba comprometido con el ADN en los rastros de semen hallados en el cuerpo de Natalia

En su declaracion ante la Justicia, los dos polic√≠as que estaban en el patrullero se√Īalaron que le preguntaron a la joven por un auto que se hab√≠a dado a la fuga tras un accidente de transito y que luego siguieron su marcha.

Echenique y Suárez, estuvieron 81 días detenidos, hasta que la Sala Primera de la Camara Penal resolvio dejarlos la libertad, pero imputados en la causa.
Lo mismo sucedio con Anselmini.

La autopsia
El médico forense Jorge Tonelli, fue el perito de parte de la familia Melmann
La data de muerte fue establecida en la ma√Īana del 4 de febrero, el mismo dia de la desaparicion.

En la autopsia, que fue firmada por Tonelli junto con el comisario Rene Baillieau y el subcomisario Mario Lago, de la Policía Científica de Mar del Plata, no aparece la calificación de violación, directamente, pero Aclararon
– La v√≠ctima fue hallada en un paraje desolado, en el interior de una zona boscosa, cubierta con ramas, con un cord√≥n de zapatilla ce√Īido al cuello por dos vueltas completas y nudo anterior, oficiando de lazo de estrangulamiento. Las vestimentas de la joven se encontraban parcialmente desgarradas, sus pantalones jeans bajados, bombacha y corpi√Īo semiarrancados y la lengua protruida (salida) entre los dientes.
Estos solos elementos autorizan a sospechar en una agresión sexual, consumada o no, seguida de muerte.
Descubrimos en la autopsia signos de traumatismos, equimosis (moretones) y sufusiones hemorrágicas (sangre desparramada) en brazos, antebrazos y cara interna de los muslos, e infiltración hemática frontoparietal derecha, eventualmente producida por un objeto romo, todas de aparente carácter vital. Se trataría de traumatismos de inmovilización y de violencia sexual
La contextura de la v√≠ctima (med√≠a 1,76 metro) permite suponer que el verdugo debio ejercer una fuerza considerable para vencer su resistencia, o bien que debio provocarle alg√ļn traumatismo que oficiara de anestesia previa, o un toxico o droga que limitara su voluntad o conciencia

La bioquímica Marcela Giambelli determino que las visceras de Natalia no tenian vestigios de barbituricos, alcaloides, anestesicos o tranquilizantes.
Pero sí establecio la presencia de alcohol etilico en sangre, en una proporcion de 1,85 gramo por litro de muestra, en ese momento, el equivalente a un tercer grado de ebriedad avanzada.

Los indices cuantitativos de fosfatasa acida prostatica y de ant√≠geno prostatico espec√≠fico (PSA), vestigios de semen, dieron resultado negativo, tanto en visceras como en las ropas de la v√≠ctima. Pero, seg√ļn Tonelli, esto no invalida el eventual ataque sexual

Un baqueano y criador de caballos, Bernardo Holguín, guardaba sus caballos en ese mismo vivero todos los dias y mencionaba
– Yo guardo todas las noches mis caballos en ese vivero y lo conozco como la palma de mi mano. Ayer pase por aca y el cuerpo no estaba, ni siquiera los perros olfatearon nada extra√Īo.
A la declaracion de Holguín se suma que las personas de Miramar que rastrillaban a caballo, y que conocen en detalle los bosques y acantilados hacia Mar del Sud, no revisaron esa zona porque la policía indicó que esa zona ya había sido rastrillada por efectivos de la fuerza y que la misma policia, les impidio el acceso

El abogado en ese momento de la familia Melman, Andrés Barbieri, comentaba
– Habia mas que indicios de que se trataba de una desaparicion. Minimizaron el tema como en el caso de Nair Mostafa. Los fiscales recibieron la denuncia y se la pasaron al juez de menores. Ahora empiezan a aparecer, cuando las papas queman

El Juicio

El 9 de Septiembre de 2002, comenzo el juicio oral en el Tribunal Oral en lo Criminal N¬ļ2 de Mar del Plata.
Los jueces Enrique Ferraris, Reinaldo Fortunato y Rodolfo Guimarey fueron los encargados de llevar adelante el debate contra los cuatro imputados.
El fiscal Pablo Pagella, llevo adelante la acusacion.
Fueron 17 jornadas de debate y mas de 200 testigos, que no dejaron dudas sobre el padecimiento de Natalia Melman aquella madrugada.

Los acusados, antes de la lectura de la sentencia, hicieron uso de las ultimas palabras

Gustavo el gallo Fern√°ndez
– Hace un a√Īo y siete meses que estoy en una c√°rcel de seguridad, y quiero agradecerle a este Tribunal que el juicio se haya hecho tan r√°pido.
Agradezco que me hayan dejado ver a mi familia porque en este período, en la cárcel estuve imposibilitado de recibir caricias o abrazos de mis familiares

Ricardo Anselmini
– Yo siempre estuve dos a√Īos a disposici√≥n de la Justicia. Quiero volver a trabajar y que se
haga justicia, es lo √ļnico que pido.

Ricardo Alfredo Su√°rez
– Quiero explicar que hace dos a√Īos vivo pesadillas en una causa inventada.
Yo no voy a olvidar cuando me presenté solo ante la Justicia sin que me vayan a buscar. Recibí humillaciones tanto de la Justicia como de la Policía. Fui tres meses preso, salí en libertad, y si hubiese sido culpable me hubiese escapado, pero no lo hice porque no soy culpable. Quiero justicia.
Luchar√© por mi libertad hasta mi √ļltimo minuto de vida.

Oscar Alberto Echenique
– Soy inocente y lo √ļnico que pido es que se haga justicia por nosotros tres que somos inocentes.

Los jueces, en sus fundamento explicaron, la aecuencia homicida

Alrededor de las seis y treinta del d√≠a cuatro de febrero del a√Īo 2001, la menor Natalia Mariel Melmann fue introducida, por la fuerza y contra su voluntad, al interior de una camioneta de la Polic√≠a de la Provincia de Buenos Aires.

En ese vehículo se movilizaban al menos tres funcionarios del área Seguridad de dicha fuerza, todos ellos del
sexo masculino.

Para lograr este fin contaron con la colaboraci√≥n necesaria de un cuarto sujeto, que la acompa√Īaba y hab√≠a seguido, no en forma permanente, intentando abordarla, desde que se retirara de la esquina de Avenida Costanera y Calle 35 de la ciudad de Miramar, lugar donde funcionaba un local bailable que utilizaba el nombre de fantas√≠a Amadeus.

Esa persona colabor√≥ tanto en se√Īalarles la v√≠ctima a los empleados policiales cuanto en la facilitaci√≥n del ilegal obrar de introducci√≥n en el veh√≠culo, en ambos casos a sabiendas que el objetivo final de las otras personas era mantener relaciones sexuales no consentidas con la menor.

Luego fue trasladada, tambi√©n en contra de su voluntad, hasta una casa sita en calle Montevideo, sin n√ļmero,
entre Las Heras y Melo del Barrio Copacabana, del Partido de General Alvarado.
Allí, estando presentes al menos cinco sujetos, cuatro de ellos como mínimo funcionarios de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, sin contar con la voluntad de la nombrada fue accedida carnalmente con penetración de órganos sexuales masculinos en más de una oportunidad, por vía vaginal, anal y bucal.

Mientras fue violada, la joven estuvo sujeta por la fuerza, por las secuelas que se constataron en brazos, antebrazos y muslos, seg√ļn indica la autopsia, por al menos tres de los hombres, que resultaban ser suboficiales de la polic√≠a.
Uno de ellos, que mediante lazo -con doble vuelta completa y nudo simple, rematado en mo√Īo- alrededor del cuello, ejerci√≥ fuerza por breves instantes, hasta producir la muerte por asfixia

Finalmente, los tres policias fueron sentenciados a Reclusi√≥n perpetua m√°s la accesoria de reclusi√≥n por tiempo indeterminado como coautores de los delitos de privaci√≥n ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensa√Īamiento, alevos√≠a y en concurso de dos o m√°s personas para asegurar el resultado.
Gustavo el gallo Fern√°ndez, a la pena de 25 a√Īos de prision como part√≠cipe necesario del delito de privaci√≥n ilegal de la libertad agravada, pero, fue absuelto de los cargos de coautor del homicidio.
A Fernandez se le redujo la condena a 4 a√Īos, pero siguio preso, por otro homicidio condenado a 15 a√Īos de prision.

Cuatro a√Īos despu√©s, el Tribunal de Casaci√≥n redujo la pena a prisi√≥n perpetua, lo que les permitio a los condenados obtener beneficios como salidas laborales o transitorias. Ese fallo fue revocado en 2010 por la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que ratifico la condena a reclusion perpetua, por lo que la defensora de los polic√≠as recurri√≥ al m√°ximo tribunal de la Naci√≥n, que tambi√©n confirm√≥ la pena en abril del 2012.

Detalle ironico de la causa
El slogan de Miramar de ese verano:
Las mejores vacaciones con toda seguridad

Todos los a√Īos, el 4 de Febrero, se raliza una marcha para mantener activa la memoria sobre el cruel homicidio de Natalia Melman.

Publico:
Caso: Natalia Melmann

Comentarios Cerrados.