28
12.2012

Paulina Alejandra Lebbos, tenia 24 años y una hija de 5 años, Victoria.
Estudiaba la carrera de Comunicación Social en la Universidad Nacional de Tucumán.
El Sabado 25 de febrero de 2006, junto a varias amigas, salieron a festejar porque habian aprobado otra materia.
Nadie mas pudo saber nada de Paulina, hasta que el 11 de marzo de 2006, fue hallada asesinada por dos lugareños.

Se habian reunido en la discoteca Gitana, en la misma capital, en la zona del viejo Abasto.
Llegaron cerca de las 03.00 hs y entre las 6.30 hs y las 7.00 hs del dĂ­a siguiente Paulina y una amiga Virginia Mercado salieron del boliche bailable y tomaron un taxi, para retornar a sus domicilios.

Primero descendio Virginia en la calle La Rioja al 400. Paulina debia seguir hasta Estados Unidos al 1200, donde vive su novio, Cesar Soto.
Nunca llego, tal como declaro Soto en su testimonio.

Cerca del mediodia, del 26 de Febrero, Soto, llamo a la casa de los padres de Paulina, ya que no era un retraso normal. Ante la respuesta negativa comenzaron a buscarla, primero, contactando a Virginia y despues al resto de sus amistades, sin ningun resultado.

Paulina era hija de Alberto Lebbos, que en aquel momento era Subsecretario de la Juventud de la Provincia de Tucuman.
La llamaban a su celular y la respuesta era que el aparato estaba apagado.
Por la noche su padre asento la denuncia por busqueda de paradero en la Unidad Regional de la policĂ­a de Tucuman.

Segun declaro Alberto Lebbos
– Buscamos con los amigos, comenzamos a recorrer hospitales, pero no la encontramos. Entonces fui a la PolicĂ­a. Pero ese dĂ­a jugaban San MartĂ­n y AtlĂ©tico, y casi toda la policĂ­a estaba ahĂ­, por eso nos mandaron a otra comisarĂ­a. Nos tomaron la denuncia y yo pense que en ese momento habĂ­an comenzado a buscarla, pero nunca me imagine lo que me iba a pasar despues.
El 28 de Febrero se realiza un allanamiento en la casa de Soto, pero no habia rastros de que Paulina, hubiese estado alli, o signos de haber pasado algun hecho violento.

El Sabado 11 de Marzo el Fiscal a cargo de la investigacion Alejandro Noguera llamo a casa de la familia Lebbos y les informo que habĂ­an encontrado un cuerpo en un camino vecinal.

Alberto Lebbos llego al lugar y ya habia una gran cantidad de gente, policias y bomberos.
Quien en ese momento era el Jefe de Policia, Hugo Sanchez, le informo que luego de un rastrillaje desde los cerros, la misma policia habia encontrado un cuerpo, a cinco metros adentro de la ruta.

En realidad el cuerpo lo habian encontrado dos hermanos, Sergio y Marcelo Goitia, cuando circulaban por la zona a caballo.

Dijo Lebbos
– Los muchachos la encontraron y dieron aviso a la PolicĂ­a.
En la comisaria, les hicieron firmar declaraciones diciendo que quien había hallado el cuerpo fue la Policía, y que además en la zona se sentía mal olor desde hace tiempo.
– Dos chicos de un coraje extraordinario, cuando los hicieron firmar, incluso uno ni si quiera sabĂ­a escribir. Ojala hubiera más gente con el coraje de estos muchachos que pese a las amenazas dijeron toda la verdad

Los mismos Goitia, habĂ­an estado limpiando varios dias antes el lugar y no habian visto, ni olido absolutamente nada.
Indudablemente, el cuerpo habĂ­a sido arrojado allĂ­ hacĂ­a pocas horas.
Los Goitia se presentaron a la Justicia y cambiaron la declaracion que les hicieron firmar, ademas denunciaron amenazas y apremios para guardar silencio.

El cuerpo fue encontrado a las 14.00 hs y se le dio aviso al fiscal, pasadas las 18.00 hs, tras lo cual el fiscal llama a la familia, cerca de las 19.00 hs del dia 26.
– En ese tiempo no solo prepararon la declaracion falsa de los Goitia, sino que tambien limpiaron y desmalezaron el lugar.
Las pruebas que rodeaban al cuerpo se perdieron para siempre. La policĂ­a saco fotos del hallazgo que se perdieron y alteraron por completo la escena del crimen.

Alberto Lebbos se convirtio en parte querellante, al igual que Cesar Soto, pero les prohibieron el acceso a la causa, con el pretexto de que habia – Actuaciones Reservadas

HIPOTESIS OFICIAL
Paulina murio estrangulada, habĂ­a sido torturada, violada y herida con armas blancas.

En una reunion entre Alberto Lebbos y el gobernador Jose Alperovich, este ultimo, le manifesto conocer el nombre del asesino, y que en pocas horas se resolveria el caso.

DETALLES DE LA CAUSA

Alejandro Noguera
Fue el primer fiscal de la causa, pero debio apartarse al poco tiempo del hecho, ya que los medios lo fotografiaron mientras salia de la casa del gobernador Alperovich y a la querella, no le resuto nada grata esa reunion.
Le sucedio el fiscal Carlos Albaca, hasta la actualidad y con los mismos resultados.


Virginia Mercado
Despues de unos meses del hecho, se radico en la provincia de Salta, asistiendo a cada requerimiento de la investigacion.

Lo cierto es que sus declaraciones, tienen varias contradicciones, y no queda muy en claro de que realmente pueda reconocer al chofer del taxi, Juan Pedro Cruzado, que las transporto aquella mañana.

Juan Pedro Cruzado
Era el chofer del taxi que tomaron Paulina y Virginia al salir del boliche bailable.
Fue la ultima persona en ver con vida a Paulina, si bien no se llegaron a reunir grandes sospechas en su contra, ser el ultimo, lo mantiene dentro de los parametros de sospecha.
Estuvo detenido y declaro cuatro veces, dos de ellas ante el fiscal, pero siempre se mantuvo en sus dichos. Nunca afirmo que sus pasajeras habian sido Paulina y Virginia, solo menciono que realizo un viaje de la zona, de similares caracteristicas, al declarado por Virginia Mercado.

Cesar SotoCĂ©sar Soto
Era novio de Paulina, y fue aceptado como parte querellante de la causa, lo que si bien le da ventajas legales, no impide que sea investigado. Se nego a entregar su chip telefonico para constatar las llamadas, aunque con sistemas informaticos, podria saberse, con quien y cuando hablo. Sin embargo en la causa, no hay pericias telefonicas.

Ni Virgina Mercado, pudo reconocer a Cruzado, ni este reconocio a las chicas como las pasajeras de aquella noche.

El Ministerio de Gobierno y Justicia de la provincia contrato a los comisarios retirados Alfredo Jiménez, Marcial Escobar y Luis Santana, para sumarlos a la investigacion, cosa que en vez de aclarar el caso, aportaron pruebas que confundieron aun mas la causa.
Debido al asesinato de Paulina Lebbos, tambien rodaron varias cabezas del gabinete provincial y de la jefatura policial, aunque sin ningun tipo de consecuencias, ni para quienes encubrieron tan descaradamente, ni para la investigacion del caso.

La version de que Paulina, fue otra victima de los “hijos del poder” quedo flotando en el aire, pero no se le dio mayor trascendencia a pesar de que la investigacion en algun momento, apunto seriamente hacia ese lado, pero la salida del fiscal Alejandro Noguera y el pase de mano a Albaca, considerado un buen archivador de expedientes, dejo lo investigado en fojas cero.

En mayo de 2006, el gobernador, José Alperovich, firmo un decreto que hasta hoy sigue siendo polemico y que ponía como tope horario a las 4 AM a los boliches y bares.
La intenciĂłn de la medida (avalada por la Legislatura) era mejorar la seguridad y evitar los excesos de la noche entre los jĂłvenes.
Pero las estadisticas, sobre incidentes de transito , lesiones, robos y agresiones, dicen exactamente lo contrario

Todavia, la familia, no pudo tener una respuesta sobre el crimen de Paulina.
Nuevamente un manto de corrupcion sobre la investigacion y la gobernacion Alperovich, aumenta las sospechas sobre la impunidad reinante en el Norte Argentino, con la actual complicidad del Gobierno Nacional.

Publico:
Caso: Paulina Lebbos



Dejar un comentario

Disculpa, debes iniciar sesiĂłn para escribir un comentario.