19
01.2012

Silvia PrigentSilvia Prigent de 50 años y de profesion docente, salio de su domicilio en San Fernando, pcia de Buenos Aires, el 29 de Diciembre de 2011, cerca de las 18.30 hs, mientras le decia a su hijo Nahuel de 14 años, que saque a hacer sus necesidades a la perrita de la familia, que, enseguida volvia.
Ese fue el momento en que la familia, vio por ultima vez a Silvia.

El 8 de Enero de 2012, su cuerpo fue hallado con dos disparos en la cabeza, en cercanias del Dique Lujan.

Llevaba 23 años de casada con Daniel Sfeir, que se dedicaba a la recoleccion de residuos en los countries de la zona.

A lo largo de 27 años, como docente de 1° grado del Instituto San José de Tigre, del turno tarde, la convertian en una persona conocida en la zona, lo que haria que seguramnente, en cualquier salida, sea reconocida por vecinos, alumnos o amigos, con quienes muchas veces, se detenia a conversar.
Segun declararon posteriormente algunas amistades, Silvia, tenĂ­a los pasajes de aviĂłn y los hoteles reservados para viajar con su hijo y un matrimonio amigo a las Cataratas del IguazĂş

Ante la falta de noticias de Silvia y resultando demasiado extraño que se ausente durante tantas horas, cerca de las 23:45 hs Daniel Sfeir, se apersona en la comisaria de la zona, junto a su hijo, para radicar la denuncia por averiguacion de paradero.

El hecho comenzĂł a ser instruido por la FiscalĂ­a Especializada en Investigaciones de Delitos Conexos a la Trata de Personas de San Isidro, a cargo de fiscal Marcelo Fuenzalida.

Desde la Seccional San Fernando I, comenzaron a efectuarse llamados telefonicos a los familiares y amigos de Silvia para dar con ella, las respuestas fueron casi unanimes, no sĂłlo no sabĂ­an dĂłnde podĂ­a estar la maestra, sino que tampoco tenĂ­an conocimiento de su desapariciĂłn.
Sfeir,habĂ­a hecho saber a los funcionarios policiales en su denuncia, que se habĂ­a comunicado previamente con ellos.
Un oficial de la seccional, acompaño a Sfeir en una recorrida por algunos hospitales y clinicas de la zona, sin ningun resultado.
La denuncia, quedo radicada oficialmente en la comisarĂ­a de San Fernando a las 04:50 del dĂ­a 30 de diciembre de 2011

Por diferentes declaraciones de vecinos y conocidos de Silvia, que la vieron o hablaron con ella, despues de salir de su casa, y los aportes de algunas camaras de seguridad de la zona, se pudo elaborar un recorrido aproximado

– Tomo por la calle 3 de Febrero, cruza ColĂłn, Almirante Brown hacia la calle Rocha y ahĂ­ se pierde el rastro de las cámaras.
Fue saludada por la mamá de un alumno y luego por otra persona conocida, en ambos casos la vieron sonriente como siempre.
Los contactos fueron en Las Heras y ConstituciĂłn y en ColĂłn y Tres de Febrero y les dio la impresion que esperaba un colectivo.
A partir de ese momento, aproximadamente a las 19:45 horas, nadie mas volvio a ver a Silvia, su familia, fue enterada de su desaparicion recien al dia siguiente.

Sfeir en su denuncia por el paradero de Silvia, menciono varias veces, un posible abandono de hogar y la probabilidad de que Silvia tenga un amante y que en su casa, habia un faltante de 18 mil pesos, que habia en una caja fuerte, cosa que al principio y ante la falta de informacion, desvio un poco la investigacion.

La desaparicion, no fue tomada y difundida por los medios de manera inmediata, recien a los dos dias, la noticia empezo a aparecer de manera algo timida y gracias a la insistencia de Gladys Prigent, su hermana, que explicaba ante camaras, la desesperacion por el momento que la familia estaba atravesando, a pesar de que la causa por la averiguacion de paradero, la llevaba una FiscalĂ­a Especializada.

El dia 2 de Enero, la familia y amigos de Silvia, realiza una marcha en el barrio, a la cual, no asistieron ni Sfeir ni su hijo.

El 4 de Enero, hubo una llamada telefonica al celular de Gladys Prigent, hermana de Silvia, que les daria alguna informacion, que aunque los investigadores no pudieron darle un buen curso, delataba que alguien conocia los sucesos.

Asi relataba Gladys Prigent el llamado
– Estando en casa, al transcurrir de los dĂ­as, que ya eran desesperantes… uno de esos dĂ­as, el dĂ­a tres, suena el telĂ©fono, atiendo, veo que son todos nĂşmeros uno (1), y como yo desconozco cuándo se llama de un locutorio, pensĂ© que era un rescate, era una voz de un señor, que me dice fuertemente, que yo tratara de anotar, decir, y retener, que tome en cuenta los detalles.
Me dijo:
Sra. Gladys, anote muy bien lo que yo le voy a decir, y yo estaba tan nerviosa que escribí temblorosa, traté de anotar lo más fehaciente posible, y me dice Por la ruta 26, pasando la cancha de Armenio, donde está una toma de agua, a la izquierda primero, hay un cartel donde dice se compran botellas plásticas, y luego a la derecha, allí hay un señor, un tal Pedro Crispín, -o Crespién que no entendí bien-, que había una señora rubia y le pegó cuatro tiros en la cabeza y es un hombre muy malo, muy malo.

Casualmente, Pedro Crespien se llama el dueño del campo, donde los camiones de Daniel Sfeir, descargan, algunos tipos de deshechos que levantan de los countries de la zona.

Demostrando voluntad y preocupacion, Sfeir, buscaba en las camaras algun indicio que muestre que es lo que pudo haberle sucedido a Silvia.
Paralelamente, los investigadores, buscaban ademas, si el mismo esposo, aparecia en alguna situacion extraña, a pesar de que en su primera declaracion no oficial el mismo mencionaba que habia estado durmiendo en su casa desde las 19:00 hasta las 21:30 horas, en compania de su hijo Nahuel de 14 años.

Asi es que pudieron recabar la informacion de varias camaras, donde mostraban que Daniel Sfeir, el dia de la desaparicion de Silvia, estaba circulando con su auto por la zona, en vez de estar durmiendo como habia declarado.


Y tambien que en una estacion de servico, habia intercambiado su auto, color bordo, con un Fiat Uno, blanco, que hasta ese momento, lo conducia una mujer.

camara-Tigre

María Cristina Soria, de 45 años, era la conductora del Fiat Uno, en el momento del video y fue catalogada segun distintas declaraciones, como la amante de Daniel Sfeir, situacion que el mismo Sfeir, se encargo de desmentir en sus primeras declaraciones, aduciendo que la relacion que lo unia a esa mujer, eran solamente laborales.
Por algunas pericias tecnicas realizadas sobre el telefono celulare de Sfeir, se comprobo una llamada antes de las 17:00 hs proveniente del celular de Soria, lo que dejaria suponer segun puede verse en el video de que habria tenido algun desperfecto con el auto y solicito la ayuda e Sfeir, para conducirlo a un mecanico.
Asi es que el resto del video, muestra que Sfeir y Soria, salen de la misma, pero en vehiculos diferentes a los que llegaron.

Soria, se domiciliaba en la calle Sarmiento 1550 de la localidad de Benavidez, Pcia de Buenos Aires.
Es madre de dos hijos y trabaja en un almacén ubicada en Colón 1386 de la misma zona, negocio al que Sfeir, solia ir a hacer compras, incluso en compania de Silvia.
Si la regla, en estos casos, indica investigar primeramente a sus relaciones sentimentales, tambien indica que hay que investigar a sus amantes, asi es que la investigacion se extendio a Maria Cristina Soria, por creer que hay alguna vinculacion bastante cercana con el asesinato de Silvia.

El fiscal, solicita la detencion de Sfeir como sospechoso de haber planeado y pagado el asesinato de su esposa.
Algunos conocidos de la mujer, que declararon en la causa, aseguran que Soria, les habria comentado que Sfeir se pretendia sacar de encima a su esposa, antes de fin de año.

Maria Cristina Soria, se efectuo un cambio de imagen, muy particular, cambio el color del cabello y se hizo un corte estilo “con flequillo”, tal como podia verse a Silvia en los ultimos años, considerando la similitud fisica de ambas, y pensando que siempre todo acto criminal, va acompañado de la idea de ocultamiento, pensando en un “crimen perfecto”, Soria, podria haber tenido esa actitud, con la idea de reemplazar a Silvia en algun tipo de tramite, relacionado a los bienes personales.

De acuerdo a los horarios expuestos en las camaras de seguridad, poco antes de que Silvia, salga de su domicilio, precisamente hasta las 18:38, Sfeir se encontraba a bordo del Fiat Uno color blanco de Soria, saliendo de la estacion de servicio, pero una de las pericias telefonicas, toman una llamada desde el celular de Sfeir a su casa, a las 18:02.
Lo que hizo sospechar de que Sfeir, paso a buscar a Silvia con el Fiat Uno por las inmediaciones de su domicilio o, envio a alguien en su lugar. Pero el Fiat Uno intercambiado con Soria, no daba la impresion en los videos de tener alguna falla, sino mas bien, esperando el cambio de conductor.
El auto Fiat, tambien fue peritado, no se encontro nada de interes para la causa.

El celular de Silvia, aparecio algunos dias despues, cuando uno de los seguimientos a las lineas telefonicas, señalaba que el numero de IMEI, del celular, se habia activado con otro chip.

Ya se venia haciendo el seguimiento de la llamada que recibio Gladys Prigent el dia 4 de Enero, y por medio de las camaras de los locales de ventas de celulares, se dio con la persona de Jorge Roberto Bini, de 60 años, apodado Pai (por paisano) y empleado de Daniel Sfeir, a quien tambien conocia Silvia Prigent.

En una de sus declaracione Bini, reconocio ser el autor del homicidio, en momentos en que discutia con Silvia a quien de manera mendaz, señalo como que tenian una relacion.

Jorge Roberto Bini y Daniel Sfeir, llegaron al juicio oral detenidos.

El Juicio

Con la caratula de Homicidio agravado por el vínculo el 1 de Setiembre de 2014, se inicio el juicio oral y publico en el Tribunal en lo Criminal n° 6 San Isidro, con un tribunal conformado por los jueces María Angélica Etcheverry, Federico Xavier Tuya, Débora Jorgelina Ramírez.

El mismo fiscal instructor, fue el fiscal de juicio, Cosme Iribarren

Como dato particular en el debate hubo dos querellantes con posturas opuestas.
Por un lado, los padres y hermanos de Silvia Prigent estaban representados por el abogado José Vera, buscando la Prision Perpetua, al consideralor culpables del homicidio.
Pero Nahuel Sfeir, hijo de la víctima y del imputado considera a su padre inocente y estara representado por la abogada Natalia Rodríguez, quien actuará en el debate como una defensa paralela.

Sfeir será defendido por el abogado Rubén Jones y Bini tendrá un defensor oficial.

El debate dejo en claro, de acuerdo a testimonios y pericias, que Silvia Prigent salio de su casa, por un engaño urdido con anterioridad.

Un detalle que dieron las pericias fue los contactos telefonicos del dia de la desaparicion.
El día 29 de diciembre de 2011 Sfeir y su esposa debían ir a buscar al campo de Crespién el lechoncito regalado que segun declaro Crespién nunca les regalo.
El mismo dia a las 12:43:17 Sfeir llamo a Jorge Bini y hablo durante 34 segundos; a las 12:44:55 fue Bini quien llamo a Sfeir y hablo 10 segundos más; a las 12:45:53 Sfeir llamo a Pedro Crespién manteniendo una conversacion de 233 segundos, y a las 12:49:44, Sfeir llamo a Silvia Prigent al teléfono de línea de su domicilio, dialogando con ella durante 73 segundos.

Quedo la duda de como Silvia llega al lugar de su asesinato.
Por un lado, el abogado de Sfeir, Rubén Jones, mencionaba que la tarjeta Sube fue utilizada por Silvia, en el horario y en la línea de colectivos que la traslado al lugar donde aparecio su cadaver. Pero la terjeta, señala el lugar de subida y no el de bajada del colectivo.
La otra opcion, es que alguien la levanto en el cruce de Las Heras y Constitucion, donde fue vista por Ăşltima vez, y la traslado hasta el predio de la ruta 26, entre Escobar y Tigre, donde la asesinaron de dos balazos con un revolver calibre 38. Hecho que condice con el cambio de vehiculo.

El 3 de Octubre de 2014 finalizo el juicio y el 22 de octubre de 2014 se dicto la sentencia.

El Tribunal, por unanimidad, FALLA:
I.- CONDENANDO A DANIEL SFEIR …. a la pena de PRISIĂ“N PERPETUA, ACCESORIAS LEGALES Y COSTAS DEL PROCESO, por encontrarlo autor penalmente responsable del delito de HOMICIDIO AGRAVADO POR EL VĂŤNCULO, conducta desplegada segĂşn las circunstancias narradas ut supra, el dĂ­a 29 de diciembre de 2011 en perjuicio de Silvia Liliana Prigent, en Tigre, pcia. de Buenos Aires.

II.- CONDENANDO A JORGE ROBERTO BINI, apodado “Pai”….a la pena de PRISIĂ“N PERPETUA, por encontrarlo partĂ­cipe primario (cĂłmplice) del delito de HOMICIDIO AGRAVADO POR EL VĂŤNCULO, conducta desplegada segĂşnlas circunstancias narradas ut supra, el dĂ­a 29 de diciembre de 2011 en perjuicio de Silvia Liliana Prigent, en Tigre, pcia. de Buenos Aires Arts.

Y aclara:
III.- REMITIENDO TESTIMONIOS del acta de debate y de lo resuelto en consecuencia a la Mesa General de Entradas de la Fiscalía General Dptal., para que se investigue la posible comisión de delitos de acción pública por parte de María Cristina Soria, Enrique Ismael Fernández y Nahuel Agustín Sfeir

Publico:
Caso: Silvia Prigent

Comentarios Cerrados.